Seleccionar página

La sandia es una fruta muy apreciada por su alto contenido en agua, gracias al cual resulta muy refrescante e idónea para estos días de playa en los que no salgo de casa sin una fruta para degustar a media mañana. Con una carne roja y generalmente dulce, es un alimento muy rico en vitamina A y que contiene pocas calorías por lo que es apta para dietas. Como contaba con bastante sandía en casa y a veces los niños se cansan de comerla de la misma manera, esta vez la preparé en forma de batido, licuada junto a unas fresas, plátano y leche desnatada.


Ingredientes:

  • 5 tazas de trozos de sandía
  • 1 plátano maduro pequeño
  • 6-7 fresas
  • 1 / 3 taza de leche

Elaboración:

Cortamos los trozos de sandia y los limpiamos de pepitas. A continuación, limpiamos las fresas, pelamos el plátano y lo troceamos.

Introducimos la fruta a la licuadora y la procesamos. Añadimos la leche y mezclamos hasta que la la textura sea suave.

Reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

Notas:

  • Para servirlo muy frio y al momento, metí unos minutos antes de preparar el batido las fresas y el plátano al congelador.
  • Podemos adornar el borde del vaso con una fresa.

.