Seleccionar página

Hacia tiempo que me apetecía realizar un postre dulce con calabaza, dada la cantidad de recetas apetecibles que llevaba leyendo de una temporada aquí con la calabaza como ingrediente principal. Me decidí finalmente por este brazo de gitano o tronco de crema de calabaza, relleno de queso crema. Una receta sencilla, en el que el único misterio es elaborar un buen bizcocho y enrollarlo de la forma adecuada aun caliente para que adquiera forma. Es un postre, que podemos dejar preparado el día anterior y conservar en la nevera. A la hora de servir bastará con espolvorear azúcar glasé y algún fruto seco como nueces si queremos darle un punto mas especial.

Ingredientes:
Bizcocho:

  • 3/4 cup de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura royal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 3 huevos
  • 1 cup de azúcar
  • 2/3 cup de puré de calabaza
  • Azúcar glasé (para espolvorear)

Relleno:

  • 200gr. de queso crema
  • 1 cup de azúcar glasé
  • 5 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración:

Precalentamos el horno a 190ºC.

Forramos un molde rectangular (24x38cm aproximadamente) con papel de hornear. Engrasamos con mantequilla fundida y espolvoreamos con harina.

En un bol,combinamos la harina, la levadura, el bicarbonato, la canela y la sal.

En otro bol, batimos los huevos y el azúcar hasta que blanqueen y aumenten su volumen. Agregamos entonces el puré de calabaza y seguimos batiendo hasta conseguir una masa homogénea. Añadimos la mezcla de harina poco a poco con movimientos envolventes hasta que quede totalmente incorporada.

Vertemos la mezcla en el molde, extendiéndola uniformemente con una espátula.

Horneamos unos 10-14 minutos a 180º. Volcamos el bizcocho con ayuda del papel sobre un paño limpio y espolvoreado de azúcar glasé y enrollamos ayudándonos del paño.

Para realizar el relleno, batimos el queso crema, el azúcar en polvo, la mantequilla y la vainilla hasta que la mezcla quede suave.

Desenrollar cuidadosamente el bizcocho y retiramos el paño. Untamos el relleno sobre el bizcocho de manera uniforme y volvemos a enrollar. Envolvemos en papel film y refrigeramos un mínimo de hora y media aproximadamente.

Sacamos del frigorífico, retiramos el papel film y espolvoreamos con azúcar glasé.

Notas:

  • Es importante enrollarlo en un paño de cocina para que el bizcocho aun caliente tome la forma que necesitamos.
  • Se puede acompañar con unas nueces picadas, o trocitos de fruta como frambuesas o moras.

.