Seleccionar página

Este fin de semana me anime a elaborar mi primer brioche. Tenia apuntada desde hace tiempo una receta bastante “sencillita”, al menos de esas que no dan miedo escénico tras leer su lista de ingredientes y pasos a seguir, y la tranquilidad de un día como el sábado me animo a ello. Se trata de un brioche de yogur dulce ideal para desayunar junto con un poco de mermelada o confitura de frutas. Amasado el día anterior, basta con hornearlo 20-25 minutos por la mañana para tener listo el desayuno. Creo que puedo mejorar la presencia, pero respecto al sabor estoy bastante contenta.

Ingredientes:

  • 36gr. de leche templada
  • 5gr. de levadura fresca
  • 88gr. de harina de repostería
  • 88gr. de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 38gr. de yogur natural
  • 1 huevo
  • 25gr. de azúcar
  • 15gr. de mantequilla derretida
  • 3gr. de sal

Elaboración:

Disolvemos la levadura en la leche tibia.

Hacemos un montón con la mezcla de harinas, una especia de volcán y vamos incorporando los ingredientes en orden uno a uno. Removemos y amasamos hasta obtener una masa consistente y algo pegajosa que se nos pegara algo a los dedos.

Colocamos la masa en un bol, cuyo fondo habremos pincelado con un poco de aceite (muy poquito). Tapamos con un paño de cocina limpio y dejamos levar aproximadamente 2h y media hasta que duplique su volumen.

En una superficie enharinada, amasamos ligeramente (sin trabajar demasiado) para desgasificar la masa. Dividimos la masa en 3 o 4 porciones, creando una bola con cada una de ellas y las colocamos algo separadas en un molde alargado de pan.

Dejamos levar 2 horas a temperatura ambiente y tapando el molde con el paño de cocina o bien lo metemos en la nevera envuelto en film transparente y lo dejamos toda la noche que leve como fue mi caso.

Lo sacamos de la nevera para que tome temperatura ambiente y pintamos la superficie del brioche con un poco de leche, sin presionar.

Precalentamos el horno a 180º y horneamos durante 20-25 minutos.

Notas:

  • Si decidís meterlo en la nevera, aseguraos de que quede bien tapado con el film para que no entre humedad.

.