Seleccionar página

La carne de cerdo es una de las mas consumidas en el mundo. Es una carne rica en grasas monoinsaturadas, contiene altas cantidades de ácido oleico y una destacable cantidad de proteínas. Ademas de sus propiedades, es una carne asequible para el bolsillo. Su parte trasera es menos grasa y más digestiva por lo que es la mas adecuada y la que he seleccionado para asar en la receta de hoy. Cortada en tiras y acompañada de una salsa barbacoa casera, resultará un riquísimo segundo plato. También se puede acompañar de una taza de arroz para hacer de la receta un plato completo, eso, lo dejo a vuestra elección.

Ingredientes:

  • 600gr. de carne de cerdo
  • 1 cebolla roja grande
  • 2 dientes de ajo
  • 400 ml. de salsa de tomate
  • 1 y 1 / 2 cucharada de salsa inglesa
  • 1 cucharada de vinagre de vino tinto
  • sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Cortamos la carne de cerdo en tiras finas y cocinamos en una sarten antiadherente unos 4-5 minutos para que adquieran un poco de color. Retiramos de la sartén y reservamos.

Picamos la cebolla y el ajo. En la misma sartén utilizada para la carne, y con un chorrito de aceite pochamos la cebolla y el ajo a fuego medio hasta que la cebolla esté tierna.

Añadimos la salsa de tomate, la salsa inglesa, el vinagre y salpimentamos al gusto. Cocinamos a fuego lento por 2-4 minutos removiendo la mezcla para integrar los sabores.

Para finalizar, añadimos la carne de cerdo a la salsa. Tapamos la sartén, dejamos hervir y cocinamos durante aproximadamente 15 minutos.

Servimos bien caliente.

Notas:

  • La mezcla se puede utilizar para rellenar bocadillos.

.