Seleccionar página

Ingredientes:

– 500 gr de harina de fuerza

– 1 sobre de levadura rápida maicena

– 250 gr de agua

– 50 gr semillas de girasol

– 2 cucharadas soperas de semillas de sésamo tostado

– sal, 2 cucharaditas de moka

– azúcar, 1 cucharadita de moka

Preparación:

En un bol grande, pones el agua a temperatura ambiente con el azúcar. Añades la mitad de la harina y el sobre de levadura.

Amasa a mano. Te pringarás, pero así es como sale bien. Lo mejor es que tengas una lengua de esas de cocina de plástico para limpiarte las manos.

Cuando veas que se ha integrado la masa, añade el resto de la harina y la sal. Vuelve a amasar bien. Acabas pringada a tope, pegajosa, pero no pasa nada. Cuando veas que la masa ya se desprende de tus manos, ya está lista.

Deja la masa en un lugar cálido, por ejemplo dentro del horno, tapado con un paño. A la hora verás que ha doblado el volumen. Saca esa masa. Yo uso una rustidera de hacer lasañas, pon las semillas ahí y la masa, volteando hasta integrar las semillas. En 10 minutos está, y sin estar pegajosa. Ten a mano un poco de harina y espolvorea un poco de vez en cuando, haz 2 bolas y déjalas otra media hora en el horno.

Saca las bolas, que habrán crecido, y en la misma rustidera, con una fina capa de harina vas dando forma de barras. Bien estirada, puedes coger esas “barras” blanditas entre las manos y frotarlas para estirarlas, hasta el tamaño de la fuente del horno. Pónlas en una lámina de papel de horno, encima de la placa del horno, con un cuchillo bien afilado le haces unos cortes superficiales y espolvoreas harina por encima. Reserva.

Pon un vaso de barro con agua en el fondo del horno. Precalienta a 220º y metes la placa con las barras cerca de la parte de abajo. En 20 minutos tienes pan, divino. Deja 5 minutos más con la parte de arriba solo del horno.

Yo espolvoreo agua con un aparatejo de esos de rociar agua a las plantas, a partir de los 15 minutos de horno, al menos 3 veces, y el pan sale divino.

Saca la placa del horno, y pon el pan en unas rejillas, para que se temple.