Seleccionar página

La carne del conejo, además de aportar una alta densidad en proteínas, tiene un un contenido moderado en grasa. Independientemente de estas cualidades nutricionales, su sabor, hace que lo cocine habitualmente asado sobre una cama de verduras, que es como mas nos gusta en casa. El único ‘pero’ del conejo asado, puede ser el hecho de que haya que estar atento a la hora de que lo coman los niños muy pequeños por los huesillos, pero aprenden rápido.

Ingredientes:

  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • 1 pimiento verde
  • Conejo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 hija de romero
  • 1/2 vasito de vino blanco
  • Aceite
  • Sal

Elaboración:

Picamos las cebollas, las zanahorias y el pimiento verde y formamos una cama de verduras en una bandeja (tal como se ve en la foto superior).

Precalentamos el horno a 190º.

Colocamos el conejo troceado y salpimentado sobre la verdura y lo regamos con un chorrito de aceite. Ponemos, la hojita de laurel y la del tomillo sobre el conejo.

Introducimos en el horno y dejamos cocinar unos 45-50 minutos. A mitad de cocción, sacamos la bandeja, damos la vuelta a los trocitos de conejo y regamos con el vino blanco.

Una vez asado y dorado el conejo, lo sacamos y servimos caliente.

Notas:

  • El tiempo de horno es aproximado, dependerá como siempre de la fuerza de horno y de la carne del conejo.
  • En algunas ocasiones suelo majar un ajito y untar los trozos de conejo antes de colocarlos sobre la fuente de horno.