Seleccionar página

Las cremas además de fáciles de hacer, son fáciles de digerir especialmente si tenemos en casa niños o personas mayores. Aceptan muchísimos ingredientes y es una manera de camuflar aquellos que nos gustan menos. La crema de calabaza es sin duda una de las mas típicas y particularmente una de las que mas me gustan. Nos llevará cerca de una hora preparar esta crema sabrosa y barata.

Ingredientes:

  • ½ kg de calabaza
  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 diente de ajo
  • ½ pimiento verde
  • 1 vasito de tomate frito
  • 2 patatas nuevas
  • Aceite Agua y sal

Preparación:

Cortamos la cebolla en trozos pequeños. Hacemos lo mismo con las zanahorias, el puerro y el pimiento verde. Ponemos a rehogar las verduras a fuego lento en una cazuela con 3 cucharadas de aceite y una pizca de sal. Mientras, sacamos la carne de la calabaza quitandole la piel y las semillas. La cortamos en cuadraditos de unos 2 cm y hacemos lo mismo con las patatas.

Cuando la verdura empiece a dorar, añadimos el diente de ajo en laminas finas, la calabaza y las patatas y tras rehogarlo todo junto unos 10 minutos, cubrimos con agua. Sazonamos, echamos el vasito de tomate y lo tapamos. Dejamos a fuego medio aproximadamente 30 minutos o hasta que la calabaza esté blanda.

Una vez cocinada la calabaza, solo nos quedará pasarlo todo por la batidora y por el chino para que la crema quede suave. El espesor adecuado lo conseguiremos añadiendo más o menos caldo.

Nota:

Para acompañar podemos hacer a la plancha unos filamentos de puerro, incluso de cebolla y colocarlos como adorno. Otra posibilidad es freir unos taquitos de la propia calabaza o bien unos daditos de pan duro.