Seleccionar página

Las sopas o cremas frías son una buena alternativa en los días de calor como primer plato. Cremas ligeras como esta de pepino y yogur, entran solas y ademas ofrecen la ventaja de poder prepararlas con anterioridad y conservarlas en la nevera hasta el momento de servirlas. Al estar triturado se evita en gran parte el que resulte indigesto por su alto contenido en celulosa al no masticarlo bien. A su favor hay que decir que el pepino posee un alto contenido en agua y poca cantidad de grasas y por tanto es apropiado para dietas.

Ingredientes (3-4 raciones):

  • 50 gr. de mantequilla
  • 600 gr. de pepino
  • 300 gr. de yogurt griego
  • 1/2 cebolla pequeña

Elaboración:

En una cazuela, derretimos la mantequilla a fuego medio y agregamos la cebolla. Pochamos unos minutos hasta que esté transparente y encontes agregamos el pepino troceado. Tapamos y salteamos hasta que el pepino esté tierno, removiendo de vez en cuando. Una vez tierno, retiramos del fuego y dejamos enfriar ligeramente.

Introducimos en una licuadora o procesador de alimentos el pepino y la cebolla  y procesamos hasta que quede suave. Introducimos en la nevera.

Cuando esté frio, añadimos el yogur, salpimentamos al gusto y pasamos por el chino.

Conservamos en la nevera hasta unos minutos antes de servir.

Notas:

  • Bien tapado puede conservarse en la nevera 2 o 3 días sin problemas.

.