Seleccionar página

Las croquetas de patata son un buen aperitivo y una buena base con la que podemos jugar añadiendo otros ingredientes. Han sido todo un descubrimiento en mi casa en la que hasta ahora las únicas croquetas que conocíamos eran las tradicionales hechas con bechamel. Para elaborar estas croquetas de patata, debemos previamente preparar un puré de patata consistente que deberá de estar frió a la hora de hacer las bolas y al que añadiremos cebolla. Para darle un toque final crujiente os recomiendo que utilicéis pan Panko para rebozarlas, aunque siempre podéis recurrir al pan rallado.

Ingredientes:

  • 2 tazas de puré de patata
  • 1 cebolla grande
  • 1-2 huevos
  • Pan Panko
  • Aceite de oliva

Para el puré de patata:

  • 1 kilo de patatas
  • Agua
  • Sal
  • 30gr. de mantequilla

Elaboración:

Para el puré de patata: Lavamos las patatas e introducimos en una cazuela con agua hirviendo y una pizca de sal. Mantenemos el hervor aproximadamente 20 minutos (dependerá del tamaño de las patatas). Una vez tiernas, sacamos las patatas del agua, dejamos que templen y quitamos la piel. Pasamos por el pasapuré, añadimos la mantequilla y mezclamos.

Picamos la cebolla y la pochamos en una sartén con aceite de oliva a fuego medio hasta que esté tierna. Una vez tierna, escurrimos el aceite sobrante y reservamos.

Mezclamos el puré de patatas y la cebolla y hacemos bolas con ayuda de dos cucharas o un utensilio para hacer bolas de helado.

Pasamos por huevo batido y rodamos las bolas sobre en pan Panko. Freímos en abundante aceite caliente. Cuando la corteza se dore, giramos para que adquiera color por todos lados.

Notas:

  • La mantequilla aporta sabor al puré de patata. Se pueden añadir entre 30 y 50 gramos según gustos. Lo que no se debe añadir es leche o nata ya que harían el puré mas líquido y dificultarían el hacer las bolas.

.