Seleccionar página

Las croquetas son un buen aperitivo al que casi nadie se resiste ya sean frías o calientes. Quizá porque su consumo en casa ahora sea menos habitual que cuando era niña, las cojo con mas ganas. Me gusta probar sabores diferentes y tener siempre unas congeladas para esos días en los que bien te apetece poco cocinar, o recibes visitas inesperadas. La últimas que he hecho son estas croquetas de queso azul y manzana.

Ingredientes (30-40 croquetas según tamaño):

  • 1 manzana reineta
  • 180 gr. de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cebolla
  • 150 gr. de queso azul
  • 80 gr. de harina
  • 500 ml. de leche
  • Pan rallado
  • 2 huevos
  • Sal, pimienta y aceite de oliva

Elaboración:

Lavamos la manzana, la pelamos y cortamos en daditos. Calentamos 90 gr. de mantequilla en una sartén y rehogamos la manzana con el azúcar hasta que dore. Reservamos.

En otra sartén o cazo, rehogamos la cebolla picadita con 90 gr. de mantequilla durante unos minutos hasta que esté translúcida. Añadimos la harina y cocinamos unos minutos removiendo continuamente.

Comenzamos a añadir la leche caliente, mientras removemos la mezcla. Cocinamos a fuego medio y seguimos incorporando leche mientras removemos hasta que la masa se despegue de las paredes de la sartén o cazo.

En ese punto, agregamos el queso azul rallado o en trocitos muy pequeños y los daditos de manzana, mezclamos y apartamos del fuego. Salpimentamos y dejamos enfriar la masa extendida en una bandeja.

Una vez fría, hacemos las bolitas, las pasamos por huevo batido y pan rallado y freimos.

Notas:

  • El queso a utilizar depende de vuestros gustos. Podéis añadir queso azul como yo, alguno mas suave de nata o cabrales, los mas atrevidos.
  • Es muy importante cocinar esos 5 minutos la harina hasta que se “tueste”.
  • Se puede rehogar la cebolla en aceite de olvida en lugar de mantequilla.

.