Seleccionar página

El dulce de membrillo, es un dulce preparado a partir de la fruta del membrillo y azúcar. En casa principalmente lo comemos acompañado de queso y también de pan o galletas en los desayunos. Así como el membrillo es una fruta con un escaso contenido de azúcares, y por tanto un bajo aporte calórico, al adicionarle azúcar para elaborar el dulce, su valor calórico se dispara, por lo que no es recomendable abusar de el. La receta como veréis, es bien sencilla y rápida y el resultado que obtendréis sabrosisimo.

Ingredientes:

  • 1 kilo de carne de membrillo
  • 1 kilo de azúcar
  • 1 limón

Elaboración:

Lavamos los membrillos debajo del agua fría y los secamos con un trapo de cocina. Los troceamos quitándoles el corazón y limpiamos de cualquier parte mala que puedan tener hasta obtener 1 kilo de carne de membrillo.

En la olla a presión, exprimimos el zumo del limón, añadimos el membrillo y finalmente el azúcar. Cocinamos a fuego suave hasta que el azúcar se haya disuelto.

A continuación, tapamos la olla y cocemos durante 5-8 minutos a partir de que la válvula suba. Retiramos y esperamos hasta que pueda abrirse.

Trituramos la mezcla hasta obtener una pasta suave y homogénea y la vertemos en un molde alargado, donde lo dejaremos enfriar para que cuaje.

Notas:

  • Si al abrir la olla a presión viéramos que la mezcla contiene demasiado agua, pondremos a cocer fuego fuerte, removiendo la mezcla continuamente, hasta reducir el agua, con cuidado de no quemarnos.
  • Se debe conservar tapado en la nevera.
  • Se pueden realizar dulces de otras frutas, en las que variará el aporte de azúcar.

.