Seleccionar página

La espinaca, es una verdura muy ligera y nutritiva, que nos aporta energía. Si bien cocinada no es de mi agrado, gracias a está ensalada descubrí otra forma de introducirla en mi dieta que además me gustaba. Lo mejor de esta ensalada es sin duda la mezcla de sabores y texturas. Las espinacas se combinan con el sabor suave y textura blanda y granulada del requesón, el toque de acidez de la fruta y el dulzor de la miel que acompaña a la vinagreta. Ademas de fresas, podemos utilizar otras frutas para hacer mas completa la ensalada, lo dejo a vuestra elección. Solo necesitamos tener a mano todos los ingredientes para poder disfrutar en la mesa de esta ensalada de espinacas, requeson, fresas y nueces en 10 minutos.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 300 g. de espinacas frescas
  • 250 g. de requesón
  • 25 fresas
  • 12 nueces
  • 100 ml. Aceite de oliva virgen extra
  • 50 ml. Vinagre de manzana
  • Una cucharada de Miel

Elaboración:

Colocamos en una fuente una cama de espinacas frescas cortadas. A continuación, lavamos y troceamos las fresas y las añadimos a la ensalada junto con el requesón y las nueces cortadas por la mitad.

Para realizar la vinagreta, mezclamos bien en un bol, el aceite virgen extra, el vinagre de manzana y la cucharada de miel y lo repartimos por la ensalada.

Nota:

  • He utilizado únicamente fresas, pero estas pueden acompañarse de otras frutas como la piña, manzana ácida, mango… cualquier fruta de temporada.
  • Respecto a la vinagreta, es importante utilizar aceite virgen extra, ya que aporta mucho mas sabor a la ensalada. El vinagre de manzana, en ocasiones lo he sustituido por el de Módena y no sabría decantarme por uno de los dos.

.