Seleccionar página

Aprovechando esta temporada en la que los tomates abundan en la huerta, no hay día en que no tengan un hueco en la mesa. El tomate, es sin duda, uno de los alimentos en los que mas se nota la diferencia de sabor entre lo que compras y lo que obtienes de la huerta, al menos para una amante de este fruto como yo. Esta vez necesitaba algo rápido y fresquito como entrante y pensé en la siempre rica combinación del tomate con el queso, esta vez curado.


Ingredientes (para dos personas):

  • 1 tomate
  • 4 cortes de queso
  • 1 cebolla blanca
  • Orégano
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre balsámico o de módena
  • Sal

Elaboración:

Limpiamos bien el tomate y lo cortamos en rodajas finas. Reservamos.

Cortamos unos aros de cebolla y reservamos.

Colocamos en el plato en capas alternativas, como puede verse en la foto, las rodajas de tomate, los aros de cebolla y el queso.

Aliñamos con una vinagreta hecha con aceite virgen extra, vinagre de módena (3 partes de aceite por una de vinagre), orégano, pimienta y sal.

Notas:

  • He usado queso curado, pero podéis utilizar el queso que prefiráis, semicurado, de nata o para aquellos que prefieran algo mas ligero, queso fresco.