Seleccionar página

Muchas veces cocinamos aquello de lo que tenemos ganas y otras, reunimos esos ingredientes que están apunto de echarse a perder y tratamos de hacer algo con ellos. Ayer, al abrir la nevera vi que tenía un calabacín y un tomate demasiado maduro para comerlo en ensalada y decidí utilizarlos para hacer estos espaguetis con calabacín, tomate y huevo batido. Un plato saludable y sin ninguna complicación que tendréis listo en 30 minutos.

Ingredientes (para dos personas):

  • 150 gr. de espaguetis
  • 1/2 calabacín
  • 1 tomate pequeño maduro
  • 1/2 cebolleta
  • 1 huevo
  • Sal
  • Azúcar
  • Aceite
  • Albahaca

Elaboración:

Calentamos en una sartén un chorrito de aceite, picamos la cebolleta y la ponemos a pochar.

Mientras, pelamos el calabacín y lo cortamos en cuadraditos. Cuando la cebolla este blandita y adquiera un tono transparente, añadimos los trozos de calabacín a la sartén, una pizca de sal y dejamos que se cocinen a fuego medio-suave.

En una cazuela grande, cocemos los espaguetis con abundante agua, siguiendo las instrucciones que indique el fabricante. Una vez listos, enfriamos y escurrimos.

Limpiamos el tomate, lo pelamos y lo cortamos en dados. Añadimos a la sartén cuando el calabacín esté tierno junto con una cucharadita de azúcar para contrarrestar su acidez. Cocinamos unos minutos.

Para finalizar, añadimos los espaguetis a la sartén removemos para que se mezclen los sabores y echamos un huevo batido por encima, removiendo la mezcla para que éste se cocine. Servimos caliente con unas hojitas de albahaca.

Notas:

  • Es importante echar azúcar cuando cocinamos el tomate, de otra manera aportará demasiada acidez a nuestro plato.
  • He utilizado espaguetis pero es un buen acompañamiento para cualquier plato de pasta.

.