Seleccionar página

Ya sabéis que mi pasión son las galletas. El otro día vi que mi caja de latón estaba vacía y busqué entre mis recetas pendientes hasta dar con esta receta. Me pareció a la vez que sencilla, vistosa, por tratarse de galletas bicolor con una masa mantequillosa como base a la que se añade chocolate, del tipo que mas os guste. Como resultado se obtienen entre 50-60 galletas crujientes, de esas que gustan a casi todo el mundo.

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 160 gr. de azúcar
  • 110 gr. de mantequilla
  • 210 gr. de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 40 g de chocolate negro

Elaboración:

Se tamiza la harina y se mezcla junto a la levadura y la sal.

En un bol se bate la mantequilla a temperatura ambiente junto al azúca y el huevo.

Por otro lado, bien al microondas, bien al baño María, derretimos el chocolate negro.

A continuación, se incorpora la harina poco a poco a la mezcla de azúcar-mantequilla-huevo, hasta conseguir una masa. Dividimos la masa en dos y a una de las mitades se le añade el chocolate, amasando hasta que tenga un color homogéneo.

Juntamos las dos masas, bien enrollándolas, bien en una bola y modelamos cilindros. Los envolvemos en film de plástico y los llevamos al congelador durante 4-5 horas o de un día para otro.

Una vez pasado el tiempo se cortan, se colocan sobre unas bandejas de horno con papel sulfurizado y se hornean entre 10-15 minutos, en un horno precalentado a 190º. Se enfrían sobre una rejilla.

Notas:

  • Es importante dejar espacio entre galleta y galleta a la hora de colocarlas en el horno ya que estas crecen.

.