Seleccionar página

Recuerdo que cuando de pequeña, mi tía solía traer de sus viajes a la ciudad una caja redonda de latón azul con unas riquísimas galletas de mantequilla que disfrutábamos todos en la merienda. Quizá por ese recuerdo, las galletas de mantequilla fueron unas de las primeras que aprendí a elaborar y hornear. Con ingredientes sencillos, siempre disponibles en casa, y rápidas de elaborar, son una merienda perfecta recién horneadas. La masa es blanda pero consistente, así que lo único que necesitaremos es una buena manga pastelera y un poco de nuestra fuerza para darles fuerza.

Ingredientes:

  • 125gr. de mantequilla
  • 70gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 160gr. de harina

Elaboración:

Reunimos la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar en un bol y batimos hasta obtener una mezcla cremosa.

Añadimos el huevo y la esencia de vainilla y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.

Incorporamos la harina poco a poco y mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

Tapamos el bol con film transparente y lo refrigeramos unos 10-20 minutos.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Introducimos la masa en una manga pastelera con boquilla de estrella y vamos formando las galletas en la bandeja de horno con papel sulfurizado.

Horneamos a 180º unos 15 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Notas:

  • Pueden conservarse herméticamente cerradas varios días.

.