Seleccionar página

El verano no tardará mucho en terminarse, pero hasta entonces aun nos queda tiempo de preparar recetas refrescantes como estas. El helado, mas si es casero, resulta un postre riquísimo y no es tan complicado como nos pudiera parecer elaborarlo en casa. Tan solo requiere un poco de nuestro tiempo y atención si como yo no contamos con una heladera en casa que nos facilita la tarea de “mantecado”.

Ingredientes:

  • 400 gr. de Leche Evaporada congelada
  • 500 gr. de fresas congeladas
  • 100 gr. de Nata líquida
  • 150 gr. de Azúcar Glass
  • 30 gr. de Azúcar Invertido

+ Para el azúcar invertido (si no podemos conseguirlo hecho)

  • 1 kg. de azúcar
  • 300 ml. de agua
  • 5 gr. de ácido cítrico (3 sobres blancos)
  • 5 gr. de bicarbonato sódico (3 sobres amarillos)

Elaboración:

Ázucar invertido: Mezclamos el ácido cítrico, el azúcar y el agua y llevamos al fuego. Cuando empiece a hervir retiramos del fuego y dejamos enfriar a unos 50º C. Añadimos entonces el bicarbonato sódico y mezclamos bien (se pondrá blanquecino hasta que enfríe y repose). Dejamos reposar en un recipiente de cristal grande, mayor que el líquido que tenemos, durante varias horas. Cerramos herméticamente el bote y guardamos.

Trituramos las fresas congeladas y reservamos.

En el vaso, colocamos ahora la leche evaporada congelada en cubitos, el azúcar glass y el azúcar invertido, y trituramos. A continuación añadimos la nata y batimos a velocidad fuerte unos cuantos segundos.

Agregamos las fresas trituradas y seguimos trabajando hasta que desaparezcan todos los trocitos.

Vertemos la mezcla en un recipiente apto para el congelador y removemos cada media hora aproximadamente un total de 3-4 veces.

Sacamos 5-8 minutos antes de servir.

Notas:

  • Los sobres de ácido cítrico y bicarbonato suelen venir en cajitas, son sobrecitos de gaseosas y se encuentran en bastantes supermercados.

.