Seleccionar página

La leche frita es un postre dulce tradicional cuya receta pasa de generación en generación en las familias. En mi casa siempre lo recuerdo acompañando a las torrijas en carnavales y como postre algún domingo especial. La elaboración de la crema es sencilla y puede dejarse preparada de víspera para rebozar y freír al día siguiente. Un postre fácil, muy sabroso y con sabor a casa, que mas podemos pedir?

Ingredientes:

  • 750 ml. de leche
  • 120 gr. de azúcar (+ 20gr. para espolvorear)
  • 60 gr. de harina
  • 30 gr. de maicena
  • 1 limón
  • 1 rama de canela
  • Harina y huevo para rebozar
  • Canela en polvo

Elaboración:

Ponemos a calentar la leche (menos un vaso que reservamos para mas adelante), en una cazuela con la corteza del limón y una rama de canela. Cuando esté caliente, la colamos y la reservamos caliente.

En un bol, batimos con ayuda de una varilla eléctrica 120 gr. de azúcar, la harina, la maizena y el vaso de leche que reservamos anteriormente. Cuando tengamos la mezcla bien batida, agregamos la leche caliente y lo mezclamos todo. Volvemos a colocar la mezcla a fuego suave y removemos hasta que espese.

Colocamos la crema extendida en una fuente rectangular o cuadrada amplia y la dejamos enfriar.

Una vez fria y cuajada, desmoldamos la crema, la cortamos en porciones cuadradas, pasamos por harina y huevo batido y freimos. Al sacarlas de la sartén, las colocamos en un plato con papel absorvente para eliminar el exceso de aceite.

Para finalizar, mezclamos azúcar y canela en polvo y esporeamos la leche frita.

Notas:

  • Es necesario cocinar en caliente para que la maicena se disuelva bien y la mezcla espese.