Seleccionar página

Las lentejas son uno de mis platos favoritos! En general, soy bastante amiga de los platos de cuchara, potajes, legumbres… y aunque en ésta época con calor hay gente que desista de cocinarlos, de mi menu semanal no desaparecen. La lenteja es una legumbre con alto contenido en hidratos de carbono que suelo cocinar normalmente limpia, con verduras y sin sacramentos, pero ayer me pareció un buen día para prepararlas completitas con chorizo y morcilla.

Ingredientes:

  • 300 gr. de lentejas
  • 1 cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • 1 morcilla
  • 1 chorizo
  • aceite de oliva
  • sal
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce

Elaboración:

El primer paso es tener las lentejas a remojo desde la noche anterior o durante aproximadamente 10 horas.

En una sartén con una cucharadita de aceite, sofreimos la cebolla entera a fuego suave unos minutos. Vamos girandola y cuidando que no se queme.

Ponemos las lentejas en una olla y cubrimos con agua. Añadimos la cebolla y una hojita de laurel y dejamos cocer a fuego medio durante aproximadamente 50 minutos.

Aparte, para evitar exceso de grasa, cocemos el chorizo y la morcilla a la que pincharemos por varios sitios.

En una sartén, sofreimos el diente de ajo con un poquito de aceite. Cuando esté dorado y fuera del fuego, agregamos el pimenton y rehogamos. Se lo añadimos a las lentejas ya listas junto al chorizo y la morcilla. Dejamos unos minutos para que los sabores se mezclen y servimos.

Nota:

  • Es conveniente vigilar las lentejas para que no se queden sin agua, si no tenéis controlada la cantidad necesaria.
  • La razón por la que suelo cocinar el ajo y la cebolla enteros no es otra que poder retirarlo ya que no a todo el mundo en casa le gusta.
  • Si la lenteja es pequeñita, no suele ser necesario tenerla a remojo, aun así, acordándonos, no cuesta nada dejarla el día anterior.

.