Seleccionar página

La combinación de espinacas y el salmón a la plancha siempre me ha gustado, tanto por su colorido como por la mezcla de sabores. Ante la falta de cantidad suficiente para servirlo como plato único, decidí utilizar la combinación como guarnición para unos macarrones. Un plato de lo mas completo si tenemos en cuenta el alto contenido en proteínas y ácidos grasos omega-3 del salmón, la riqueza en vitaminas y minerales de las espinacas y el aporte de unos pocos guisantes. Para los que no disfruten especialmente de las verduras, un poco de salsa de tomate o queso rallado bastará para camuflarlas.

Ingredientes:

  • 220gr. de macarrones
  • 180 gr. de Espinacas congeladas
  • 2 puñados de Guisantes
  • 2 rodajas de salmón
  • Salsa de tomate (opcional)
  • Queso rallado (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Elaboración:

Una vez descongeladas las espinacas, las cocemos en una cazuela con abundante agua y una pizca de sal unos 5 minutos.

En otro recipiente, una vez el agua esté hirviendo añadiremos los guisantes y los coceremos durante 8-10 minutos aproximadamente.

Mientras en una cazuela con abundante agua y un chorrito de aceite, cocemos los macarrones al dente, siguiendo las instrucciones del fabricante. Una vez cocida la pasta, escurrimos y reservamos.

Por último, limpiamos las rodajas de salmón, las cortamos en daditos y cocinamos el salmón a la plancha tras salpimentarlas.

Mezclamos todos los ingredientes y servimos.

Notas:

  • Si veis que alguno de los ingredientes se queda frio bastará con que mezcléis todos los ingredientes en una sarten y los salteeeis unos minutitos hasta que adquieran calor

.