Seleccionar página

Aunque muchas veces el tiempo y la comodidad apremien y nos decidamos por comprar bases para pizza ya preparadas, contar con la receta para hacerlas en casa siempre nos será útil. La base, es una masa ligera de pan que se hornea a altas temperaturas. Aunque existen pequeñas modificaciones entre unas recetas y otras, me suelo guiar por esta que en su día publicaron en la web ‘Directo al paladar’.

Ingredientes (para 2 pizzas medianas):

  • 200 gr. agua
  • 300 gr. harina de fuerza
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 sobre de levadura seca de panadería
  • 15 gr. aceite de oliva virgen extra
  • Semolina (opcional)

Elaboración:

En un bol echamos la harina, la sal y la levadura granulada y mezclamos. Formamos una un volcán con la mezcla y en el centro añadimos el agua templada y el aceite de oliva. Removemos bien hasta que quede una masa que se desprenda de las paredes sin problemas.

Enharinamos la superficie de una encimera o una mesa y colocamos la masa encima para trabajarla. Con la base de las manos aplastamos y estiramos la masa, doblamos por la mitad y repetimos el proceso durante 5-8 minutos. Es conveniente de vez en cuando espolvorear nuestras manos y la mesa de harina sin abusar para evitar que se nos pegue la masa.

A continuación, estiramos y retorcemos la masa (en un movimiento similar a cuando escurrimos un trapo) dándole una forma alargada. Unimos los extremos (como si de una rosquilla se tratase) y masamos de nuevo hasta unificar la masa. Repetimos el proceso unos 5-8 minutos.

Untamos un bol con aceite, introducimos la masa en forma de bola y tapamos el recipiente con film trasparente para que fermente. Esperamos unos 40 minutos, o hasta que veamos que la masa dobla su volumen.

Con los puños aplastamos la masa suavemente sobre una superficie enharinada para eliminar el exceso de gas formado. Dividimos en dos porciones y estiramos la masa con ayuda de un rosillo hasta conseguir una base de no mas de 4mm de grosor. Colocamos en la bandeja de horno, espolvoreamos con semolina y dejamos reposar durante 10 minutos.

Tras este paso, ya esta la base preparada para añadir nuestros ingredientes y hornearla a unos 200-220º.

Notas:

  • Es importante que el agua este templada al agregarla en la mezcla y no fria.

.