Seleccionar página

Aunque soy bastante tradicional en cuanto a mis desayunos, y el zumo y las tostadas o los bizcochos caseros sean mi principal fuente de alimento a horas tempranas, hay días en que a una le apetece cambiar. El martes contaba con la mañana entera para mi. Nada mas levantarme me llamaron la atención unos melocotones que tenía en el frutero y me decidí a hacer algo con ellos. Como estaban maduritos, en ese punto justo en el que debes aprovecharlos, decidí cocinar los melocotones a la plancha con un toque de mantequilla y azúcar moreno y acompañarlos de un yogur natural. Una receta sencilla, templada y con un sabor riquísimo.

Ingredientes:

  • 1 melocotón
  • 2 1/2 cucharaditas de mantequilla
  • 2 cucharaditas de azúcar moreno
  • 1 yogur natural
  • 1 hojita de menta, salvia o planta aromática

Elaboración:

Pelamos el melocotón y lo dividimos en dos mitades quitando el corazón.

Bien en una plancha, bien en una sartén ponemos media cucharadita de mantequilla a calentar, dejamos que se funda y colocamos las mitades del melocotón con la zona curva hacia abajo. Cocinamos 3-4 minutos a fuego medio y les damos la vuelta, cocinando otros tantos minutos por la zona plana.

Mientras en otra sartén, colocamos el resto de mantequilla y el azúcar moreno y dejamos que hierva y se cocine unos minutos. Con la mezcla, regamos los melocotones, dejando caer la mayor parte en el hueco que ha dejado el corazón.

Cocinamos hasta que el melocotón esté mas o menos tierno, girándolo para que se tueste igualmente por todos sus lados.

Colocamos las dos mitades en un bol de desayuno, añadimos el yogur y adornamos con una hojita de alguna planta aromática.

Notas:

  • Es importante que el melocotón este maduro para que quede tierno.
  • Podéis combinarlo también con yogures de sabores o incluso con helado.