Seleccionar página

La merluza en un pescado blanco con un contenido graso y calórico bajo, por lo que es un alimento adecuado en dietas si la cocinamos sin grasas, cocida o hervida. Como alimento versatil que es, podemos cocinarla de mil y una maneras dándonos gran juego en la cocina. En este caso, y siguiendo una receta que encontré en una revista, está acompañada de patatas y un sofrito con pimenton y vinagre, que le da un sabor muy especial.

Ingredientes (para 2 personas):

  • 2 rodajas de merluza
  • 1 patata
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 vasito de aceite virgen extra
  • 1/2 cucharada de pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • Unas gotitas de vinagre
  • 1 hoja de laurel

Elaboración:

Pelamos la patata y la cortamos en trozos irregulares. Los ponemos a cocer en una cazuela grande con agua, una pizca de sal y una hoja de laurel aproximadamente 10-15 minutos a fuego fuerte.

Limpiamos las rodajas de merluza bajo el grifo, las secamos y salamos. Incorporamos  la merluza a la cazuela y dejamos cocer 5 minutos mas, comprobando al final el pñunto de sal. Bajamos el fuego al mínimo y retiramos la mayoria del agua de cocción.

En una sartén, calentamos el aceite a fuego medio mientras pelamos y cortamos el ajo en laminas finitas. Cuando el aceite esté caliente, añadimos las láminas de ajo y cocinamos hasta que se doren. Entonces, agregamos una pizca de pimentón picante y 1/2 cucharada de pimentón dulce, removiendo para que no se quemen.

Retiramos del fuego la sartén, esperamos a que temple y añadimos unas gotitas de vinagre removiendo la mezcla, para a continuación verterla sobre el pescado.

Tapamos la cazuela y cocemos unos minutos mas moviendola de vez en cuando, antes de servir.

Notas:

  • El caldo que quitamos de la cazuela nos puede servir para hacer una buena sopa
  • He tenido problemas con la cámara así que la foto corresponde a la publicación escaneada en la que la encontré

.