Seleccionar página

La mermelada de albaricoque junto a la de fresa es la que mas se consume en casa. Aprovechando la temporada del albaricoque, decidí hacer un par de de botes de prueba , para consumir a lo largo de este mes. El albaricoque es una fruta interesante por su poder antioxidante y un importante contenido en hierro. Como a veces somos perezosos, no en mi caso, para comer piezas de fruta, esta puede ser otra buena manera de consumirla.

Ingredientes:

  • 1 kg. de albaricoques
  • 700 gr. de azúcar
  • Zumo de medio limón

Elaboración:

Lavamos bien los albaricoques con agua fría, los introducimos en una cazuela con agua y los cocemos aproximadamente 5-10 minutos hasta que estén blandos.Los escurrimos, retiramos los huesos, y trituramos ligeramente.

Se añade el azúcar y el zumo de limón , se remueve y se le da calor. Cocemos removiendo de vez en cuando para que no se pegue hasta que empiece a espesar y adquiera consistencia.

Apagamos el fuego, dejamos reposar un par de minutos y vertemos en botes esterilizados hasta llenarlos por completo. Tapamos y colocamos boca abajo durante unas horas. Dejamos enfriar antes de meter en la nevera.

Notas:

  • Como me gusta que queden trocitos suelo triturar muy poco la mezcla. Si preferís que quede fina, podéis incluso pasar la fruta por un pasapuré.
  • Para saber como esterilizar los botes o la forma en que podemos conservar la mermelada mas tiempo en ellos, podéis consultar la entrada ‘Mermelada de cerezas’.

.