Seleccionar página

La mousse de fresas, ademas de un postre relativamente sencillo de elaborar, nos permite tenerlo preparado de víspera. Elaborado con fresas, gelatina, nata, azúcar y agua, podemos prepararlo en moldes individuales de cerámica, en vasos o en copas, según queramos cuidar la presentación y reservarlo en la nevera hasta la hora de servirlo en la mesa. Si lo cubrimos con un film transparente, nos aguantará varios días en la nevera sin problemas. Como veis un postre a tener en cuenta, práctico, sabroso y que encanta a los niños.

Ingredientes:

  • 230 gr. de fresas (+ fresas de adorno)
  • 1 sobre de gelatina
  • 125 ml. de nata
  • 60 gr. de azúcar
  • 1/2 l. de agua

Elaboración:

Limpiamos, cortamos las fresas por la mitad y las licuamos hasta formar un puré.

Vertemos el licuado de fresas en una cazuela baja y cocinamos a fuego medio-alto unos minutos.

Agregamos el agua, revolviendo bien la mezcla. Reservamos un vaso de agua en el que disolvemos la gelatina, antes de añadirla a la mezcla. Incorporamos la gelatina, mezclamos y cocinamos por 3-4 minutos.

Retiramos del fuego y dejamos que se enfrie. Mientras en un bol aparte, montamos la nata.

Incorporamos suavemente la nata a la crema de fresas.

Vertemos la mezcla en moldes individuales o en uno solo mayor y refrigeramos en la nevera por un minimo de 4-5 horas.

Adornamos con fresas y servimos frio.

Notas:

  • Es importante fijarnos en las indicaciones de la gelatina, ya que puede haber pequeñas variaciones en cuanto a la cantidad de contenido en los sobres y en la cantidad recomendada de gelatina por líquido.

.