Seleccionar página

Ayer estaba vaga a la hora de hacer la comida, cocinar para mi sola siempre me ha costado mas. Apuré el tiempo y al final decidí preparar algo rápido. Lo único que tenia claro es que quería que fuese algo gratinado y con mucho queso, así que abrí la nevera y complete la pasta al huevo con unos tacos de jamón cocido y salsa de tomate. Para que el sabor del gratinado fuese aun mas intenso, al queso rallado le añadí unos taquitos de queso manchego como podéis ver en las imágenes. La receta es sencilla y rápida pero me supo de maravilla.

Ingredientes:

  • 80 gr. de pasta al huevo
  • 16 taquitos de jamón cocido
  • Queso rallado
  • Salsa de tomate
  • 1 loncha de 4 mm. de queso semicurado

Elaboración:

En una cacerola con abundante agua, un chorrito de aceite y una pizca de sal, cocemos la pasta aproximadamente 6-8 min, según la recomendación del fabricante.

Mientras en una cazuelita de barro, ponemos salsa de tomate y vamos preparando los taquitos de jamón cocido.

Una vez cocida la pasta la escurrimos, colocamos en la cazuela y mezclamos con el tomate y el jamón cocido.

Sobre la pasta añadimos abundante queso rallado, y sobre este distribuidos unos taquitos de queso.

Introducimos en el horno y gratinamos unos 15 minutos aproximadamente o hasta que el queso se funda a 200ºC.

Notas:
Servir caliente al sacar del horno