Seleccionar página

Ingredientes:

– pimientos

– aceite

– sal

Preparación:

Lavar bien los pimientos por fuera, poner en una bandeja adecuada para el horno y echarle unas gotitas de aceite por encima y un poco de sal.

Metemos al horno y cuando veamos que toman color o se doran por la cara vista, dar la vuelta y lo mismo.

Al sacarlos del horno, taparlos un poco para luego poderles quitar mejor la piel.

Quitar la piel y arreglar (quitar pepitas…). Ahora ya puedes comerlos así, en ensaladas, entre pan, etc.