Seleccionar página

Ingredientes:

– 1 pollo entero (troceado)

– 4 dientes de ajo

– aceite

– perejil

– pastilla de caldo de carne o 1 vaso de agua de caldo de carne (brik)

– 1 vaso de “chato” de vino blanco

Preparación:

En una sartén amplia ponemos abundante aceite, cuando esté bien caliente echamos el pollo y lo freímos hasta que esté bien doradito (20 min), le vamos dando la vuelta a los trozos y vigilando un poco que no se nos pegue.

Mientras vamos picando los 4 dientes de ajo en trocitos muy pequeños y el perejil.

Cuando esté listo el pollo lo apartamos.

Retiramos tres cuartas partes del aceite y echamos los trocitos de ajo y dejamos 30 seg. que se doren un poco (que no se quemen que luego sabrá todo a quemado, si ocurre esto cambiaremos el aceite y repetiremos con ajitos nuevos).

Echamos a continuación el pollo y removemos bien durante 2 min.

Echamos el vaso de vino y el vaso caldo de carne (o en su defecto la pastilla de caldo de carne y un vaso de agua) si no tenemos nada de esto pues nada, sale igual de rico.

Mantenemos removiendo de vez en cuando unos 5 min. a fuego medio y retiramos.