Seleccionar página

La carne de pollo ademas de fácil de digerir, es muy versátil a la hora de cocinar, asado al horno, a la plancha, guisado… En esta época, junto con una buena ensalada se convierte en la comida de muchos días de playa. Al horno y con la piel churruscada es de la forma que mas me gusta saborearlo. Esta vez lo acompañe de zanahoria asada, que ademas de sabor le aporta color (aunque en la foto no se aprecie) y de unas patatas fritas para atender la demanda de los mas pequeños.

Ingredientes:

  • 1 pollo
  • 1 limón
  • 1 cebolla
  • 4 zanahorias
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 2 patatas
  • Laurel
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración;

Lavamos, pelamos la zanahoria y la cortamos en rodajas. Picamos la cebolla y preparamos una cama de cebolla y zanahoria en una fuente para horno.

Sazonamos el pollo ya limpio (suelo pedir que me lo limpien en la carniceria) y lo colocamos encima de las verduras. Exprimimos parte del limón encima del pollo e introducimos en dos mitas dentro.

Aderezamos con un chotrrito de aceite de oliva y medio vaso de vino blanco y añadimos una hojita de laurel.

Introducimos en el horno precalentado a 180º, durante aproximadamente 1h, mojandolo al de media hora con su propio jugo y dándole la vuelta.

Poco antes de tener listo el pollo, pelamos y cortamos las patatas en cuadraditos y las freímos.

Cuando el pollo este bien dorado, apagamos el fuego, sacamos del horno, y servimos acompañado de las patatas fritas.

Notas:

  • Si mientras el pollo se cocina, notamos que se reseca, bastaría con añadir un poquito de agua.

.