Seleccionar página

Habitual en las cartas de los restaurantes chinos, el pollo con almendras es una receta tradicional con mucho sabor por su mezcla de veduras, pollo, almendras y salsa de soja. El pollo sin la piel, contiene poca grasa por lo que resultará un plato limpio y además completo, rico en proteínas y otros nutrientes. Poco mas de 20 minutos en la cocina necesitaréis para prepararlo y con una guarnición de arroz Basmati, se convertirá en plato principal o único.

Ingredientes (para 2 personas):

  • 4 muslos de pollo
  • Un puño de Almendras fritas
  • 1 Cebolla
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 zanahoria
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 Pimiento verde
  • Salsa de soja.
  • Aceite de oliva
  • Maizena
  • 150 ml de caldo de pollo

Elaboración:

Picamos la cebolla, el calabacín y los pimientos en daditos y laminamos la zanahoria. Ponemos un poco de aceite en una sartén o wok y salteamos la cebolla, los pimientos y la zanahoria. Pasados unos minutos, añadimos el calabacín y salteamos hasta que este esté tierno.

Limpiamos los muslos de pollo, cortamos en trozos y salpimentamos. Los freímos en otra sartén con muy poco aceite hasta que estén doraditos un par de minutos.

Por otra parte, tostamos las almendras con unas cucharaditas de aceite de oliva.

Añadimos a las verduras, el pollo, las almendras y la salsa, preparada mezclando el caldo de pollo con una cucharadita de maizena y 2 cucharadas de salsa de soja en frio. Ponemos todo a fuego medio y lo removemos un par de minutos.

Notas:

  • He utilizado muslos de pollo pero podéis prepararlo también con trocitos de pechuga o solomillos de pollo.
  • La salsa se debe preparar en frio para que la maizena se disuelva bien
  • El pollo troceado puede macerarse previamente en salsa de soja durante 1 hora aproximadamente para que adquiera mas sabor

.