Seleccionar página

El puré de patata hecho en casa siempre es un buen acompañamiento para carnes y pescados. El resultado, poco tiene que ver con los que compramos, aunque estos cada vez estén mas logrados. Menos aun, si añadimos a la patata un toque de cebolla y limón para hacerlo aun mas completo y sabroso. Una receta sencilla que nos puede servir de acompañamiento o como primer plato.

Ingredientes:

  • 3 patatas medianas
  • 80 ml. de nata líquida
  • 40 gr. de mantequilla
  • 1/2 cebolleta
  • Sal
  • Pimienta molida
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • Agua

Elaboración:

Pelamos las patatas y las cortamos en dados de 1-2cm de lado. Los introducimos en una cazuela y cubrimos con agua. Llevamos el agua a ebullición y después bajamos el fuego y cocinamos a fuego medio unos 15-20 minutos o hasta que las patatas estén tiernas. Retiramos del fuego y escurrimos.

Colocamos las patatas en un recipiente y las aplastamos con un aplasta patata, utilizando un pasapuré o con un tenedor.

En otro recipiente, calentamos la nata y la mantequilla en el microondas durante unos segundos o bien en un cazo al fuego. Añadimos las patatas, junto con la cebolleta muy picadita, la sal y la pimeinta al gusto. Mezclamos bien y probamos para comprobar el punto de sal.

Servimos caliente con una cucharadita de mantequilla ablandada y ralladura de limón.

Notas:

  • La receta me sirvió como acompañamiento para 3-4 platos de carne.

.