Lazos gratinados con tomate y cebolla

La pasta siempre es un buen recurso en la cocina y hoy en día en cualquier supermercado contamos con una amplia variedad que va desde los macarrones de toda la vida, hasta la pasta rellena. Para preparar la receta de hoy elegí unos lazos de colores combinados con tomate y cebolla pochada. El toque final se lo dio en el horno y abundante queso rallado junto con unos trocitos de queso semicurado. Si ademas lo preparamos en unas cazuelitas de barro individuales, una receta rápida y sencilla, ganará en presencia.

Ingredientes:

  • 220gr. de lazos
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 tomate mediano
  • Aceite de Oliva
  • Queso rallado
  • 2 lochas finas de queso semicurado
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • Sal

Elaboración:

Picamos la cebolla en juliana y pochamos a fuego medio en una sartén, con 2-3 cucharadas de aceite, hasta que la cebolla este transparente y tierna, aproximadamente 15-20 minutos.

Mientras, en abundante agua, a la que añadimos un chorrito de aceite y sal, cocinamos la pasta siguiendo las indicaciones del fabricante para que quede al dente. Una vez lista la pasta, escurrimos y ponemos en la cazuela de barro.

Añadimos la salsa de tomate, el tomate cortado en dados y la cebolla pochada y mezclamos.

Cubrimos con abundante queso rallado y colocamos en trocitos dos lochas de queso curado sobre la pasta.

Llevamos al horno y gratinamos a 220º unos 15 minutos. Pasado el tiempo sacamos y servimos caliente.

Notas:

  • Las cazuelas de barro guardan por mucho tiempo el calor asi que se debe tener cuidado a la hora de manipularlas.

.

Pizza de queso Philadelphia y bacon

Una pizza es un buen recurso cuando una llega tarde a casa y le apetece cenar caliente y dejarse caer en el sofá. Basta con tener una base de pizza en la reserva y echar mano de ingredientes habituales de nuestra despensa o nevera para disfrutar de una buena cena. Unas tiras de bacon, queso philadelphia, salsa de tomate, orégano y unos trocitos de queso curado fueron suficientes ingredientes para preparar esta sabrosa pizza. El bacon cortato gordito y en tiras decidí pasarlo por la sartén para que quedase «crujiente», pero si preferís saltaros ese paso, bastará con que lo piquéis mas ó bien utilicéis lonchas mas finitas para las que sea suficiente el tiempo de horno.


Ingredientes:

  • Base de pizza mediana
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • 7 cucharaditas de queso philadelphia
  • 225 gr. de Bacon
  • Aceite de oliva
  • 4 triángulos de queso curado
  • Orégano

Elaboración:

Precalentamos el horno a 220ºC

Extendemos salsa de tomate sobre la base de nuestra pizza.

Cortamos las lonchas de bacon en tiritas finas. Calentamos una cucharadita de aceite en una sartén y freímos el bacon vuelta y vuelta (terminará de hacerse en el horno después). Escurrimos el aceite y extendemos las tiras de bacon encima del tomate.

Añadimos unas cucharaditas de queso crema Philadelphia repartidas por la superficie y colocamos los 4 triángulos de queso curado.

Para finalizar, expolvoreamos oregano picado por toda la superficie.

Introducimos la pizza en la base del horno y cocinamos a unos 220-230º aproximadamente 12 minutos.

Notas:

  • Al tratarse de una masa comprada y por tanto mas gordita de las que suelo preparar en casa, cocine la pizza en la base inferior del horno para que la base recibiese calor directo y resultara mas crujiente.
  • Podéis sustituir el queso philadelphia por cualquier otro queso crema que os guste.

.

Macarrones con espinacas y salmón

La combinación de espinacas y el salmón a la plancha siempre me ha gustado, tanto por su colorido como por la mezcla de sabores. Ante la falta de cantidad suficiente para servirlo como plato único, decidí utilizar la combinación como guarnición para unos macarrones. Un plato de lo mas completo si tenemos en cuenta el alto contenido en proteínas y ácidos grasos omega-3 del salmón, la riqueza en vitaminas y minerales de las espinacas y el aporte de unos pocos guisantes. Para los que no disfruten especialmente de las verduras, un poco de salsa de tomate o queso rallado bastará para camuflarlas.

Ingredientes:

  • 220gr. de macarrones
  • 180 gr. de Espinacas congeladas
  • 2 puñados de Guisantes
  • 2 rodajas de salmón
  • Salsa de tomate (opcional)
  • Queso rallado (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Elaboración:

Una vez descongeladas las espinacas, las cocemos en una cazuela con abundante agua y una pizca de sal unos 5 minutos.

En otro recipiente, una vez el agua esté hirviendo añadiremos los guisantes y los coceremos durante 8-10 minutos aproximadamente.

Mientras en una cazuela con abundante agua y un chorrito de aceite, cocemos los macarrones al dente, siguiendo las instrucciones del fabricante. Una vez cocida la pasta, escurrimos y reservamos.

Por último, limpiamos las rodajas de salmón, las cortamos en daditos y cocinamos el salmón a la plancha tras salpimentarlas.

Mezclamos todos los ingredientes y servimos.

Notas:

  • Si veis que alguno de los ingredientes se queda frio bastará con que mezcléis todos los ingredientes en una sarten y los salteeeis unos minutitos hasta que adquieran calor

.

Pizza de espinacas y jamón

Llegado el fin de semana, en casa siempre tienen a reclamar alguna hamburguesa casera o pizza y por eso siempre intento tener alguna base casera guardada en el congelador. Las bases para pizza resultan sencillas de hacer y una vez puesta en faena, aprovecho a elaborar masa para 3-4 bases, como la que os puse hace tiempo en el blog. Esta vez y visto que las verduras esta semana habían escaseado en la dieta, decidí combinar espinacas con jamón serrano. Junto con el sabor del queso mascarpone y el glaseado balsámico, todos disfrutaron de esta pizza casera.

Ingredientes:

  • 1 base de pizza
  • 160 gr. de jamón (en lonchas finas)
  • 160 gr. de queso mascarpone
  • 2 puñados de espinacas
  • 1 cucharada de azúcar
  • 240 ml. de vinagre balsámico
  • 1 / 2 cucharada de mantequilla
  • Aceite de oliva

Elaboración:

En un cazo combinamos el vinagre balsámico y el azúcar y cocinamos a fuego medio-alto, revolviendo frecuentemente para que el azúcar se disuelva, y hasta reducirse 1 / 3. Entonces apagamos el fuego y añada la mantequilla, removiendo hasta que se derrita.

Precalentamos el horno a 220º.

Estiramos la base de la pizza en una superficie enharinada y la colocamos después en la bandeja del horno sobre papel sulfurizado. Esparcimos el queso mascarpone en la superficie uniformemente y cubrimos con el jamón. Horneamos durante aproximadamente 8 minutos.

Retiramos del horno y añadimos las espinacas. Volvemos al horno esta vez por 3-4 minutos hasta que la masa esté dorada y el queso burbujee.

Sacamos del horno y rociamos con la mezcla balsámica y unas cotas de Aceite de oliva virgen extra.

Notas:

  • Las medidas de jamón y queso mascarpone son orientativas y dependerán del tamaño de la base de la pizza.

.

Macarrones con queso ricotta y albahaca

Hay gente pequeña con la que es dificil acertar, mas si no estan acostumbrado a comer de todo. Es entonces cuando podemos tirar de los macarrones que gustan a casi todos y ademas son rápidos y sencillo de preparar. Lo especial de esta receta es la mezcla de quesos, ricotta, mozarella y parmesano cuyos sabores se mezclan al gratinar la pasta en el horno. En mi caso le he añadido un toque de albahaca, ya que es una hierva aromática con la que siempre cuento en casa y cuyo aroma me encanta.

Ingredientes

  • 300 gr. de macarrones
  • 100 gr. de queso ricotta
  • 1 yema de huevo
  • 225 gr. de Queso parmesano, rallado
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharada de Perejil picado
  • 1 vaso de salsa de tomate
  • 120 gr. de queso mozzarella fresco
  • Sal y pimienta, al gusto
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Cocemos la pasta en una cazuela con abundante agua siguiendo las indicaciones del fabricante.

Mientras, mezclamos en un bol grande el queso ricotta, la yema de huevo, la mitad del queso parmesano rallado, la nuez moscada y el perejil. Lo salpimentamos al gusto.

Una vez escurrida la pasta la añadimos a la mezcla anterior y revolvemos bien.

Calentamos la salsa de tomate y la añadimos a la mezcla junto con la mozzarella.

Precalentamos el horno a 220ºC y untamos una fuente de horno con aceite de oliva virgen.

Vertemos la mezcla de pasta en la fuente y alisamos la superficie con una espátula. A continuación, espolvoreamos con el resto del queso parmesano. Horneamos aproximadamente 15 minutos. Dejamos que se temple un poco y espolvoreamos con albahaca fresca antes de servir.

Notas:
Las porciones de cada queso son aproximadas. Podéis jugar aumentando la cantidad del que mas os guste o añadir otro 😉

Pasta al huevo gratinada con jamón cocido y queso

Ayer estaba vaga a la hora de hacer la comida, cocinar para mi sola siempre me ha costado mas. Apuré el tiempo y al final decidí preparar algo rápido. Lo único que tenia claro es que quería que fuese algo gratinado y con mucho queso, así que abrí la nevera y complete la pasta al huevo con unos tacos de jamón cocido y salsa de tomate. Para que el sabor del gratinado fuese aun mas intenso, al queso rallado le añadí unos taquitos de queso manchego como podéis ver en las imágenes. La receta es sencilla y rápida pero me supo de maravilla.

Ingredientes:

  • 80 gr. de pasta al huevo
  • 16 taquitos de jamón cocido
  • Queso rallado
  • Salsa de tomate
  • 1 loncha de 4 mm. de queso semicurado

Elaboración:

En una cacerola con abundante agua, un chorrito de aceite y una pizca de sal, cocemos la pasta aproximadamente 6-8 min, según la recomendación del fabricante.

Mientras en una cazuelita de barro, ponemos salsa de tomate y vamos preparando los taquitos de jamón cocido.

Una vez cocida la pasta la escurrimos, colocamos en la cazuela y mezclamos con el tomate y el jamón cocido.

Sobre la pasta añadimos abundante queso rallado, y sobre este distribuidos unos taquitos de queso.

Introducimos en el horno y gratinamos unos 15 minutos aproximadamente o hasta que el queso se funda a 200ºC.

Notas:
Servir caliente al sacar del horno

Pizza Barbacoa

Algunas veces en la cocina se busca una receta apetecible y se localizan los ingredientes necesarios y otras veces se hace a la inversa, y se busca una receta que se adecue a los ingredientes que queremos aprovechar. Éste segundo caso fue el que me llevo a cocinar esta pizza barbacoa para aprovechar tanto la carne picada como el pimiento rojo que me había sobrado de otra receta. Solo necesité descongelar una base de pizza que tenia guardada y añadir una cebolla, queso y salsa barbacoa para tener la cena lista en menos de media hora.

Ingredientes:

  • 1 base de pizza
  • 1 cebolla
  • 450 gr. de carne picada de ternera
  • 1/2 pimiento rojo picado
  • 200 gr. de queso rallado
  • 1 bote de salsa Barbacoa
  • Salsa de tomate
  • Orégano
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Picamos la cebolla y el pimiento y rehogamos en una sartén con un chorrito de aceite. Cuando la cebolla esté tierna, añadimos la carne picada y cocinamos unos minutos hasta que esté al punto (no conviene que la pasemos demasiado)

Colocamos la base de la pizza sobre la bandeja del horno. Extendemos salsa de tomate en la superficie y unas cucharadas de salsa barbacoa. A continuación, añadimos la mezcla de carne picada, cebolla y pimiento. Terminamos repartiendo el queso rallado por encima y espolvoreando orégano.

Introducimos en el horno previamente precalentado a 220ºC unos 10-15 minutos.

Retiramos la pizza del horno y añadimos la cantidad deseada de salsa barbacoa.

Notas:

  • Esta vez utilice una base para pizza comprada pero también podéis elaborarla en casa según la receta que subí hace unos meses en el blog (ver receta).

Tallarines con gambas a la marinera

Un paquete de pasta es algo que nunca falta en mi despensa. Cuando una tiene pocas de cocinar o tiene el tiempo justo para pensar, un buen plato de pasta siempre es un buen recurso. Aprovechando unas gambas congeladas, algún tomate de los que la huerta nos sigue nutriendo, y un poco de perejil del jardín, preparé estos tallarines con gambas a la marinera que ojee en una revista aunque con alguna pequeña modificación. Un plato sencillo, ligero y sabroso.

Ingredientes (2 personas):

  • 175 gr. de tallarines
  • 1 cebolla
  • 12 gambas
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate
  • 1/ vasito de vino blanco
  • 1 ramita de perejil
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración:

En una sartén calentamos dos cucharadas de aceite y rehogamos la cebolla bien picadita hasta que esté transparente. Añadimos entonces, el ajo picado, el tomate rallado y las cabezas de gamba y cocinamos un par de minutos mas.

Vertemos el vino blanco y cocinamos a fuego fuerte durante 2 minutos mas para que reduzca. Salpimentamos, pasamos la salsa por un chino y reservamos.

En la misma sartén, calentamos otras dos cucharadas de aceite y salteamos las gambas durante 4-5 minutos. Salpimentamos, añadimos de nuevo la salsa y cocinamos 2 minutos mas para que los sabores se mezclen.

Mientras, cocemos los tallarines en abundante agua según las instrucciones del fabricante en cuanto a tiempo de cocción.

Tras escurrirlos, servimos junto a la salsa de gambas y espolvoreamos con abundante perejil picado.

Notas:

  • Las gambas frescas siempre le darán un mayor sabor al plato que las congeladas que son las que he utilizado en este caso.

Pizza de salmón ahumado y queso crema

La pizza es un capricho que nos damos de vez en cuando en casa. Hace unos días, me apetecía meterme en la cocina un buen rato y ensuciarme las manos, así que preparé masa para pizzas utilizando la receta que puse hace algunos meses en el blog. La preparación esta pensada para dos bases medianas, así que tocaba pensar los ingredientes para dos pizzas. Al final me decante por una pizza Margarita, que gusta a casi todo el mundo, y esta otra pizza mas especial con salmón ahumado y queso crema. Una mezcla de sabores que me encanta y que acompañe de alcaparras y eneldo fresco.

Ingredientes:

  • 1 base de pizza (ver receta)
  • 220 gr. queso crema a temperatura ambiente
  • 1 chalota o cebolla
  • 300 gr. de salmón ahumado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Alcaparras
  • 3 cucharadas de eneldo fresco picado

Elaboración:

Precalentamos el horno a 220 °.

Con una brocha de cocina, untamos aceite de oliva en la base de pizza.

A continuación, cortamos la chalota muy fina y la repartimos de manera uniforme por la superficie. Salpimentamos, añadimos eneldo.

Horneamos unos 10 minutos hasta que los bordes estén dorados y sacamos del horno.

Untamos el queso crema en la parte superior y a continuación disponemos el salmón de manera mas o menos uniforme. Añadimos las alcaparras y de nuevo eneldo fresco.

Servimos caliente.

Notas:

  • En este caso he utilizado queso Philadelphia, pero podéis probar con el que ams os guste.

.

Macarrones con tomate, cebolla y queso

Ayer necesitaba algo rápido con lo que salir del paso, debido al poco tiempo que tenía para comer. Como casi siempre que me ocurre algo así, me lancé a la pasta y aproveche una salsa de tomate casera que tenia preparada del fin de semana. Una salsa de tomate básica como la que preparé hace tiempo en este mismo blog. Después abrí la nevera y decidí aprovechar un tomate natural, dado que  últimamente se multiplican en la huerta, media cebolla y un trozo de queso curado, demasiado duro ya para comerlo solo. El resultado, tratandose de ingredientes naturales como lo eran la mayoría, una delicia.

Ingredientes (2 personas):

  • 150 gr. de macarrones
  • 1/2 cebolla grande
  • 2 vasitos de Salsa de tomate
  • 1 tomate
  • 12 tacos de queso
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Picamos la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con dos cucharadas de aceite. Cocinamos a fuego suave hasta que esté transparente.

En una cazuela con abundante agua, unas gotitas de aceite y una pizca de sal, cocemos la pasta siguiendo las indicaciones y tiempo recomendado del fabricante.

Mientras aprovechamos para lavar el tomate y cortarlo en tacos al igual que el queso.

En otra sartén calentamos la salsa de tomate a la que añadimos un poco de orégano. Cuando la salsa esté caliente, añadimos los tacos de queso para que se ablanden un poquito.

Una vez esté lista la pasta, la escurrimos y la servimos en los platos. Cubrimos con la salsa de tomate y añadimos encima una montañita de cebolla pochada y los tozos de tomate.

Notas:

  • Es importante tener paciencia a la hora de pochar la cebolla y no subir en exceso la temperatura para que esta no se nos fria.

.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies