Seleccionar página

El salmón cocinado bien a la plancha, bien al horno, es uno de los habituales en casa. Se trata de un pescado azul o graso con alto contenido en proteínas y ácidos grasos omega-3, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos, y con un contenido moderado en grasas. Si bien por si solo resulta un pescado muy sabroso, de vez en cuando una busca una salsa o un acompañamiento con el que darle un toque diferente. Leyendo recetas de salsas en diferentes blogs de cocina, di con esta salsa de mantequilla, una salsa fácil de elaborar y con ingredientes sencillos que resulta un buen acompañamiento para el salmón y otros pescados.

Ingredientes:

  • 4 filetes de salmón (con piel)
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharada de harina
  • 200ml. de nata líquida 35%
  • 100ml. de vino blanco
  • Sal de mesa marina
  • Pimienta negra

Elaboración:

Precalentamos el horno a 220ºC.

En una fuente de horno, colocamos los filetes de salmón con la piel hacia abajo, sazonamos y horneamos unos 15 minutos hasta que la carne esté suelta.

Por otra parte, en un cazo, cocinamos la mantequilla a fuego medio moviendo el cazo constantemente hasta que esta adquiera un tono mas oscuro. Entonces agregamos la harina y mezclamos con una cuchara de palo, cocinándola unos segundos. Finalmente vertemos la nata y el vino blanco y removemos hasta que espese. Salpimentamos y reservamos.

Sacamos el salmón del horno y servimos junto a la salsa.

Notas:

  • Es importante prestar atención a la hora de cocinar la mantequilla y remover constantemente para que esta no se nos queme.