Seleccionar página

El pesto es una salsa típica y originaria de la Liguria, Italia, cuyo ingrediente principal es la albahaca. Además de la albahaca, se muelen piñones y ajo, todo ello aderezado con queso parmesano o de oveja y de aceite de oliva. Es una salsa sencilla de elaborar que tradicionalmente se prepara machacando o moliendo los ingredientes en un mortero, pero para la que podemos utilizar un procesador de alimentos. Se utiliza normalmente para acompañar la pasta pero se le pueden dar otros usos y servirla como relleno de tomates cherry, como acompañamiento de nachos… es cuestión de echarle imaginación.

Ingredientes

  • 2 tazas de hojas de albahaca fresca
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 1/4 taza de queso de oveja curado ralaldo
  • 1/4 taza de piñones
  • 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración:

Trituramos la albahaca, los ajos y los piñones hasta conseguir una pasta homogénea en un mortero.

Añadimos la mitad del aceite de oliva y batimos para darle a la pasta una consistencia cremosa. Incorporamos el resto del aceite poco a poco en forma de hilo sin dejar de batir hasta lograr la consistencia adecuada.

Añadimos los quesos y removemos con ayuda de una cuchara de madera.

Salpimentamos al gusto. Probamos para rectificar si fuera necesario.

Notas:

  • Podemos elaborarlo también en un procesador de alimentos, combinando la albahaca, el ajo, el queso y los piñones y añadiendo después poco a poco el aceite de oliva hasta lograr la consistencia deseada.
  • Se puede jugar con la cantidad de aceite hasta lograr el espesor que deseamos, según el uso que vayamos a darle.

.