Seleccionar página

Volvemos a la época de verano con esta merienda o entrante muy refrescante en días de calor. La receta combina la sandia, una fruta muy hidratante por su gran contenido en agua y un alimento muy rico en vitamina A, con el queso feta, elaborado con leche de oveja y menta que aporta aroma a la mezcla. También podría utilizarse hierbabuena, son dos plantas aromáticas muy similares y que todos podemos cultivar en una maceta en casa. Aunque en un principio pueda parecer que no las utilizaremos muy a menudo, al final acabas echando mano de ellas para muchísimas cosas.

Ingredientes:

  • 900gr. de sandia
  • 150 gr. de queso feta
  • Hojas de menta fresca

Elaboración:

Cortamos la sandia en rebanadas de aproximadamente 2-3 cm. de grosor. Con ayuda de un cuchillo o de corta galletas (pudiendo hacer con ellos diferentes formas), damos forma a las porciones individuales.

Desmenuzamos el queso Feta y repartimos por elcima de los trozos de sandia.

Para finalizar, decoramos con unas hojas de menta y servimos bien frio.

Notas:

  • Es importante servir bien frío por lo que es preferible mantener la sandia en la nevera antes de realizar la receta.
  • Podéis jugar con diferentes quesos, hasta encontrar el que mas os guste.

.