Seleccionar página

El sabor dulce de las manzanas y la cebolla pochada es un buen contraste para acompañar cualquier carne hecha a la plancha o al horno. En este caso vamos a utilizar solomillo de cerdo, una carne sana, sabrosa y económica que suele agradar a casi todo el mundo. Podéis probarlo con otras carnes y obtendréis un resultado riquísimo también.

Ingredientes:

  • 2 solomillos de cerdo
  • 1 cebolla grande
  • 3 manzanas golden
  • 30 g de mantequilla
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 1 vaso de vino blanco
  • aceite de oliva
  • pimienta y sal.

Elaboración:

En una sartén o cazuela, calentamos la mantequilla y pochamos la cebolla cortada en juliana junto con la rama de canela unos minutos. Añadimos la manzana troceada, el azúcar y el vino reducido y removemos constantemente a fuego medio hasta que la cebolla y la manzana caramelicen.

Salpimentamos los solomillos y los ponemos en una sartén con aceite caliente. Doramos la carne por ambos lados a fuego medio hasta que solo el corazón quede rosado.

Servimos el solomillo y colocamos sobre el la cebolla y la manzana caramelizada.

Notas:

  • Puede utilizarse igualmente vino tinto, con el que adquirirá la cebolla un color mas oscuro.
  • Cuanto mas lentamente se haga la cebolla mas sabrosa quedará porque soltará su propio azúcar.


Foto editada. La original pertenece a la Web ‘Directo al paladar’