Seleccionar página

El queso es una de mis debilidades en todas sus versiones. Buscando cosas nuevas que elaborar con cualquiera de sus variedades, topé con esta receta entre varios recortes de revistas que guardo. El Souflle de queso, resulta un postre sencillo de elaborar y rápido, que os llevará unos 45 minutos y que se debe servir recién hecho. El queso Gruyere, el utilizado en esta receta, es un queso duro hecho a base de leche de vaca entera, de pasta prensada y cocida, con un sabor y aroma mas o menos “picante”. Un postre diferente que merece la pena probar.

Ingredientes (2 personas):

  • 100gr. de queso Gruyere
  • 2 huevos
  • 125ml. de leche entera
  • 25gr. de mantequilla +1 cucharadita
  • 25gr. de harina
  • 1 cucharadita de cebollino picado
  • 1 cucharadita de perejil picado

Elaboración:

Rallamos el queso Gruyere y reservamos.

Derretimos los 25gr. de mantequilla en un cazo. Agregamos la harina y cocinamos ligeramente removiendo para que ésta se dore. Añadimos la leche (caliente) y removemos hasta obtener una bechamel espesa. Retiramos del fuego.

Precalentamos el horno a 200ºC.

Incorporamos a la mezcla el queso y las yemas de los huevos batidas. Batimos las claras a punto de nieve con ayuda de una varilla eléctrica, incorporándolas después a la mezcla poco a poco y con movimientos envolventes.

Agregamos también el cebollino y el perejil y mezclamos.

Dividimos la mezcla en 2 moldes individuales previamente engrasados con mantequilla. Introducimos en el horno a unos 200ºC durante aproximadamente 15 minutos.

Notas:

  • Se pueden utilizar quesos de similares características como el Emmental.
  • Se debe servir al sacar del horno y aun caliente.

.