Seleccionar página

Un paquete de pasta es algo que nunca falta en mi despensa. Cuando una tiene pocas de cocinar o tiene el tiempo justo para pensar, un buen plato de pasta siempre es un buen recurso. Aprovechando unas gambas congeladas, algún tomate de los que la huerta nos sigue nutriendo, y un poco de perejil del jardín, preparé estos tallarines con gambas a la marinera que ojee en una revista aunque con alguna pequeña modificación. Un plato sencillo, ligero y sabroso.

Ingredientes (2 personas):

  • 175 gr. de tallarines
  • 1 cebolla
  • 12 gambas
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate
  • 1/ vasito de vino blanco
  • 1 ramita de perejil
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración:

En una sartén calentamos dos cucharadas de aceite y rehogamos la cebolla bien picadita hasta que esté transparente. Añadimos entonces, el ajo picado, el tomate rallado y las cabezas de gamba y cocinamos un par de minutos mas.

Vertemos el vino blanco y cocinamos a fuego fuerte durante 2 minutos mas para que reduzca. Salpimentamos, pasamos la salsa por un chino y reservamos.

En la misma sartén, calentamos otras dos cucharadas de aceite y salteamos las gambas durante 4-5 minutos. Salpimentamos, añadimos de nuevo la salsa y cocinamos 2 minutos mas para que los sabores se mezclen.

Mientras, cocemos los tallarines en abundante agua según las instrucciones del fabricante en cuanto a tiempo de cocción.

Tras escurrirlos, servimos junto a la salsa de gambas y espolvoreamos con abundante perejil picado.

Notas:

  • Las gambas frescas siempre le darán un mayor sabor al plato que las congeladas que son las que he utilizado en este caso.