Seleccionar página

Aunque se trata de una receta fácil, requiere un poco de tiempo, el que tarde el horno en hacer su trabajo, y ensuciar un par de cacharros de cocina. El tiempo que tardan los tomates en asarse depende de su tamaño, es por ello que tanto por tiempo, como por estética recomiendo utilizar tomates cherry. Aunque por si sola es una receta con mucho sabor, podemos acompañar los tomates asados con setas y alcachofas de pasta, para hacer de esa manera el plato mucho mas completo.

Ingredientes (para 2 personas):

  • 16 tomates cherry
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite
  • Sal y pimienta
  • 8 alcachofas
  • Setas
  • Orégano

Preparación:

Para empezar, precalentamos el horno a 180º y cubrimos la bandeja del horno con papel para hornear. Cortamos los tomates cherry en dos y los colocamos en la bandeja con el lado del corte hacia arriba, junto con 3 dientes de ajo. Mojamos los tomates con un poco de aceite de oliva y salpimentamos. Una vez hecho esto, ya están listos para asar. El tiempo, dependerá del tamaño de los tomates y de nuestro horno. Los mas pequeños en 15-20 minutos pueden estar listos (se quedan arrugaditos).

Mientras el horno hace su trabajo, limpiamos las alcachofas. Quitamos el tallo y las hojas mas duras que rodean el corazón, partimos por la mitad y cocemos en una olla a presión con agua y una rueda de limón para que no se oxiden, durante aproximadamente 15 minutos.

En una sartén, calentamos un poco de aceite con un diente de ajo. Salteamos las setas y cuando estén casi listas añadimos los tomates asados, los corazones de alcachofas, el orégano y cocinamos un par de minutos para que los sabores se mezclen.

Notas:

  • En el mercado podemos encontrar botes de corazones de alcachofa en conserva que pueden evitar el tener que limpiar y cocinarlas.
  • Se pueden utilizar diferentes tipos de setas, champiñones… lo que mas os guste.