Seleccionar página

Hoy vamos a preparar un buen desayuno o una buena merienda, como vosotros querais. Este plato a estado presente en mi infancia y en la de mis hijos ya que ademas de darnos la oportunidad de aprovechar el pan que nos ha sobrado del día anterior, conseguirá que nos relamamos.

Ingredientes:
-Pan del día anterior.
-1/2 litro de leche.
-2 huevos.
-1 rama de Canela.
-Azucar.
-Canela en polvo.
-Aceite para freir.

Preparación:
Cortamos el pan en rebanadas de 2cm aproximadamente de grosor. En un cazo ponemos la leche con una cucharada sopera de azucar y la rama de canela. Cuando vaya a empezar a hervir, apagamos el fuego y mojamos las rebajadas que habiamos cortado antes sin querrar a empaparlos.
Cuando el pan haya absorvido la leche ponemos el aceite a calentar al fuego. Batimos los huevos y pasamos las rebanadas por él y lo freimos por los dos lados hasta que esté tostadito a nuestro gusto.
Al sacarlo yo aconsejo que lo dejemos escurrir en un papel de cocina absorvente un ratito y luego lo pasamos por el azucar y la canela en polvo que lo abremos mezclado todo previamente.
Y ya están listas.
Se conservan muy bien durante tres o cuatro dias en una lata de galletas vacia.
Espero que os haya gustado.