Seleccionar página

Soy una amante de la tortilla de patata, de la clásica a base de cebolla, patatas y huevos, y no hay semana que no entre en mi menú. Ayer, poniendo en orden el congelador, vi que tenía unas espinacas que he decidido añadir como ingrediente a la tortilla de patatas. El resultado, una tortilla muy jugosa que hemos desgustado templada sobre un trocito de pan y acompañada por mayonesa.


Ingredientes:

  • 3 patatas
  • 4 huevos
  • 400gr. de espinacas
  • 1 cebolla pequeña
  • Sal
  • Aceite

Elaboración:

Pelamos las patatas, y las cortamos en trozos. Picamos la cebolla y reservamos.

En una sartén, ponemos un poco de aceite y cuando esté caliente echamos la cebolla. Añadimos también las patatas y un poco de sal. Ponemos a fuego bajo y tapamos con para que se pochen. Pasados unos minutos, agregamos las espinacas, mezclamos y cocinamos hasta que terminen de hacerse y la patata este “blandita”.

Mientras, en un recipiente, batimos los huevos con un poco de sal.

Cuando las patatas estén listas, las escurrimos y echamos sobre los huevos batidos, mezclándolo todo bien.

Ponemos unas gotitas de aceite en el fondo de una sartén. Cuando esté caliente, añadimos la mezcla y dejamos que “cuaje” por uno de los lados. Después le damos la vuelta para cocinar el otro lado y conseguir que quede doradita.

Cortamos la tortilla en trozos y la servimos sobre un trozo de pan tostado. Acompañamos de mayonesa.

Notas:

  • Es importante escurrir bien la mezcla de patatas y espinacas antes de mezclarlas con el huevo para evitar exceso de grasa.