Seleccionar página

Las tortitas no son un plato muy habitual en casa, pero en vacaciones si que disfrutamos haciéndolas de buena mañana. Son muy versatiles y se pueden degustar en el desayuno con mermeladas, frutas o miel, o servir como postre con chocolate, nata o algún tipo de sirope. Tienen la ventaja de contar con ingredientes sencillos con los que todos normalmente contamos en casa como son, leche, azúcar, huevos y harina y ademas son rápidas de hacer, aunque requieran un poco de práctica.

Ingredientes:

  • 6 cucharadaditas de azúcar
  • 6 cucharadas de harina
  • 1 vaso de leche
  • 3 huevos
  • sal
  • mantequilla
  • Miel

Elaboración:

Ponemos en un boll los huevos y el azúcar y batimos hasta que la mezcle “engorde”. Añadimos a continuación la harina, la leche y una pizca de sal, hasta obtener una masa homogenea.

Ponemos en una sartén antiadherente un poquito de mantequilla, extendiendola bien por toda la sartén.

Vertemos con un cacito un poco de nuestra mezcla, de manera que cubra todo el fondo y quede finita. Esperamos unos segundos y cuando veamos que empieza a cuajar le damos la vuelta procurando que quede doradita por ambos lados.

Servimos en este caso con un chorrito de miel por encima.

Notas:

  • La primera tortita que elaboro nunca me queda bien así que suelo descartarla.
  • Es conveniente hacerlas finitas para que no se nos hagan pesadas a la hora de comerlas.