Manhattan

Bebidas

Los cocktails apetecen en verano mas que nunca cuando estas entre amigos sentado alrededor de una mesa en el jardín o en alguna terracita tras cenar. Uno tiende a saber preparar los que le gustan, ó los que acostumbran a tomar las personas que tiene cercanas. Es por eso que hasta esta semana mi conocimiento sobre como preparar el cocktail manhattan era nulo, hasta que un amigo al que no veía hace tiempo pidió uno. Tras preguntar supe que los ingredientes principales del Manhattan son el whisky, el vermut y el bítter y que se presenta con una cereza.

Foto original: TheLiveOfLuxury

Ingredientes:

  • 60 ml. de whiskey
  • 20 ml. de vermouth rosso
  • 2-3 gotas de bítter angostura
  • 1 cereza

Elaboración:

Combinamos los ingredientes líquidos en un vaso mezclador.

Colocamos en una copa de cocktail helada una cereza y a continuación vertemos la mezcla.

Notas:

  • Se trata de una bebida alcohólica de alta graduación por lo que debe beberse con moderación.

.

Mermelada de cerezas

Mermeladas y Conservas

Estamos en plena temporada de cerezas, una fruta depurativa, con propiedades antioxidantes, gran riqueza en agua y alto contenido en potasio y en azúcar por lo que no es recomendable para diabéticos. Una de mis favoritas del verano y adictiva! Es difícil parar de comer una vez que se empieza. Para que su sabor perdure mas allá del tiempo que la encontremos en los mercados, podemos conservarla en forma de mermelada. Una receta tradicional y sencilla pero que requiere de tiempos de espera y un ratito deshuesando cerezas.

Ingredientes:

  • 1 kg. de cerezas
  • 600 gr. de azúcar.
  • Zumo de 1 limón.

Elaboración:

Limpiamos las cerezas, quitamos el rabito y deshuesamos. Este paso es el mas costoso del proceso aunque existen en el mercado unos deshuesadores que por lo que me han contado, son útiles.

Introducimos las cerezas en un bol y añadimos el azúcar y el zumo de limón. Removemos y dejamos macerar un mínimo de 3 horas.

Una vez macerado, vertemos la mezcla en una cazuela y cocemos a fuego medio sin dejar de remover, para que no se nos pegue, durante 20-25 minutos. Si tras ese tiempo, aun estuviera muy líquida, subiremos el fuego y seguiremos cocinando sin parar de remover hasta conseguir la textura deseada. Para comprobar el espesor, se puede echar una cucharadita en un plato dejar enfriar unos minutos, inclinar el plato ligeramente y comprobar que no se deslice.

Mientras la mezcla cuece, esterilizamos los tarros que vayamos a utilizar. Para ello introducimos tanto botes como tapas en una olla con agua y un paño de cocina para que al hervir el agua no se golpeen. Mantenemos durante 15 minutos con el agua hirviendo y sacamos a una superficie limpia.

Vertemos la mezcla en los tarros esterilizados y para mayor seguridad de conservación hervimos los tarros una vez llenos, cociendo al baño maría durante unos 20 minutos y utilizando un paño de cocina entre tarro y tarro para que no se golpeen.

Notas:

  • La mezcla debe echarse en bote nada mas hacerse sin que pierda calor.
  • Puede batirse la mezcla una vez cocida, si no se desean encontrar trozos de fruta.
  • La medida de azúcar es aproximada, dependerá de lo dulces que sean las cerezas.

.