Alubias blancas con tomate y pimentón

Legumbres

Como os he dicho ya mas veces, soy una mujer de puchero y platos de cuchara, y me entristece ver que hay gente joven que tira a lo rápido y se olvida de introducir en su dieta las legumbres. Las alubias, nos ofrecen gran variedad de posibilidades en la cocina. Es verdad que requieren estar en remojo horas antes y que la cocción es lenta pero siempre podemos hacer uso de la olla express si andamos justos de tiempo. Cuando el problema del tiempo no existe, me gusta cocinarlas lentamente en cazuela con un buen caldo de pollo como en la receta de hoy, en la que las acompaño de tomate y pimenton principalmente.

Ingredientes (5-6 raciones):

  • 1 cebolla roja
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de cilantro molido
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • 360 gr. de alubias blancas (a remojo desde el día anterior)
  • 2 l. de caldo de pollo
  • 1 / 2 vaso de salsa de tomate
  • 400 gr. de tomates
  • 80 ml. de vinagre
  • 30 gr. de azúcar morena
  • sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Picamos la cebolla y el ajo y pochamos a fuego medio en una cazuela grande con dos cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal. Una vez que la cebolla esté transparente, añadimos el cilantro, el pimentón y el orégano y revolvemos aproximadamente 1 minutos para que todos los sabores se mezclen.

A continuación, añadimos las alubias blancas y la salsa de tomate y mezclamos. Agregamos también el caldo de pollo, los tomates cortados en dados, el vinagre y el azúcar moreno y revolvemos. Llevamos a ebullición y después cocinamos a fuego bajo y con la cazuela tapada entre 2 y 3h, removiendo de vez en cuando. Si viésemos que se ha consumido mucho líquido bastará con que le añadamos un poco mas de caldo de pollo.

Cuando las alubias estén tiernas y la salsa espese, salpimentamos al gusto y removemos. Servimos caliente.

Notas:

  • El tiempo de cocción es aproximado y dependerá de las alubias que utilicemos.
  • Se pueden servir estrellando un huevo en las alubias poco antes de servirlo.

.

Hojaldres rellenos de carne con especias

Carnes

Los hojaldres rellenos son una muy buena opción para aprovechar todo aquello que tengamos por casa y que queramos gastar. En este caso, aproveche un paquetito que encontré en el congelador de carne picada, a la que añadí cebolla, tomate y algunas especies. Una receta rápida y sencilla de la que pueden prepararse muchísimas variedades.

Ingredientes:

  • 1 lamina de hojaldre
  • 1 huevo batido
  • 2 cucharadas de aceite
  • 2 vasitos de carne picada
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 vasito de tomate
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta molida opcional
  • Comino molido
  • 2 cucharadas de hojas de cilantro
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Sal

Elaboración:

Calentamos el aceite en una sartén y sofreimos en el la cebolla y el ajo picados. Cuando este la cebolla casi pochada agregamos la carne, la pimienta, el comino y el tomate y terminamos de hacer tapando la sartén.

Cuando la carne esté hecha, añadimos el zumo de limón, mezclamos y retiramos del fuego. Agregamos entonces las hojas de cilantro y dejamos enfriar la masa antes de rellenar nuestros hojaldres.

Extendemos la lamina de hojaldre (previamente descongelada) y cortamos en cuadrados la masa. Ponemos el relleno en el centro y doblamos formando un triángulo, presionando los bordes con un tenedor y untando con yema de huevo los hojaldres.

Dejamos reposar en la nevera unos minutitos mientras precalentamos el horno a 190º.

Colocamos los hojaldres en la bandeja de horno sobre papel de horno y cocinamos unos 15 minutos, hasta que se inflen y adquieran un tono dorado.

Sacamos y servimos caliente.

Notas:

  • Es importante dejar reposar nuestros hojaldres en la nevera antes de introducirlos en el horno.
  • La receta admite variedad de acompañamientos como pueden ser una buena ensalada, un vasito de arroz…

.

Nachos con salsa de guacamole

Salsas Tapas y aperitivos

Sin duda lo que mas me gusta de comerme unos nachos, es la variedad de salsas con que pueden acompañarse. Acostumbrada a comprarlas, un día me dedique a investigar por diferentes blogs la manera de hacer una de mis preferidas, la de guacamole. El Guacamole es una salsa preparada a base de aguacate o palta, tomate y chile en su receta original. En México la utilizan para acompañar todo tipo de tacos, tortas y otros guisos de carnes rojas principalmente.  Ésta, es la versión con la que me quedé tras varias pruebas.

Ingredientes:

  • Nachos
  • 3 aguacates medianos
  • 1/2 cebolleta pequeña
  • 1 tomate maduro
  • Zumo de ½ limón
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 chile picante
  • Cilantro (opcional)

Elaboración:

Escaldamos el tomate maduro en agua hirviendo durante unos segundos. A continuación escurrimos y sumergimos en agua fria, para poder pelarlo con mayor facilidad. Quitamos las pepitas y picamos en trocitos.

Picamos la cebolla y la introducimos en un cuenco en el que añadiremos el zumo de medio limón, el tomate troceadito, una pizca de cilantro picado, el chile cortado en trocitos pequeños y una pizca de sal.

Partimos el aguacate cortándolo alrededor del hueso y separando las dos mitades. Pelamos y cortamos la pulpa en trocitos y lo añadimos al cuenco, mezclándolo bien con el resto de ingredientes. Trituramos la mezcla hasta que alcance la consistencia que deseamos, ó aplastamos ligeramente con un tenedor.

Para finalizar añadimos un chorrito de aceite de oliva, muy poquito, y dejamos reposar en la nevera media hora como mínimo antes de servir junto a los nachos.

Notas:

  • Es importante que los aguacates estén maduros, en su punto para consumir ese día. Si tenéis la suerte de contar con una frutería de confianza, seguro que como a mi saben daros la fruta que necesitáis.
  • El cilantro tiene mucho sabor por lo que recomiendo que si no lo usáis habitualmente, pequéis de quedaros cortas la primera vez, al igual que con el chile picante.
  • Suelo utilizar generalmente poca sal en la cocina, si es también vuestro casoesta es una de esas recetas en las que se puede surpimir.

.