Helado de vainilla con puré de melocotón

Postres

Con estos días calurosos que estamos pasando, nada viene mejor que el helado para terminar de una forma fresquita nuestras comidas. Como no me gusta dejar la fruta de lado, sobretodo de cara a los mas pequeños, me gustó la idea de esta sencilla receta. En ella se combinan el helado de vainilla, el melocotón y las avellanas, aunque podría utilizarse en lugar del melocotón, nectarina, pavia o cualquier fruto de esa familia. Una excusa este postre, para provechar la receta que el pasado mes apunte en el blog y realizar el helado de forma casera, en lugar de comprarlo.

Ingredientes (para dos personas):

  • 2 melocotones
  • 2 cortes de helado de vainilla
  • 1 puñado de avellanas

Elaboración:

Pelemos los melocotones, quitamos el hueso central y los cortamos en trozos. Se tritura la carne del molocotón con la batidora y se reserva el puré en la nevera.

En una picadora, se pican las avellanas sin que lleguen a ser polvo, para que se vean los trocitos.

Servimos en cada copa un corte de helado y cubrimos con el puré de melocotón. Adornamos con las avellanas picadas y servimos al momento, bien frio.

Notas:

  • Es preferible utilizar melocotones maduros (que estén para consumir ese día), para obtener un mayor sabor y que sea mas fácil su trituración.

.

Helado de vainilla

Postres

El helado de vainilla, ahora que el calor aprieta, sirve como base para numerosos batidos de frutas, ademas de ser por si solo un buen postre, rico y refrescante. Acostumbrada a comprar barras de helado, nunca había probado a hacerlo yo misma, hasta esta misma semana en que las vacaciones hacen que los días se alarguen y una disponga de mas tiempo. La receta , con nata, leche, vainilla, azúcar y yemas de huevo como ingredientes, es un mix de numerosas recetas que fui leyendo aquí y allá y con el que tuve un buen resultado para tratarse de la primera vez.

Ingredientes:

  • 150 gramos de azúcar glas
  • 1 vaina de vainilla
  • 250 ml de nata
  • 500 ml de leche
  • 6 yemas de huevo

Elaboración:

Cortamos la vainilla a lo largo, raspamos con un cuchillo los granitos y reservamos.

En un bol, batimos las yemas con el azúcar, hasta obtener una crema espesa.

En un cazo, ponemos la leche, la nata y la vainilla que teníamos reservada a calentar hasta que hierva. Una vez que hierva, dejamos templar e introducimos la mezcla en el bol.

Ponemos el bol al baño Maria a fuego medio (no tiene que hervir) y cocemos la mezcla sin parar de remover hasta que espese. Retiramos del fuego y dejar enfriar.

Vertemos en un recipiente e introducimos en el congelador. A la media hora aproximadamente, lo sacamos y rompemos el hielo que se haya formado removiendo la mezcla. Repetimos esta operación 4 veces más. Después, tapamos el recipiente con film y dejamos congelar como mínimo por espacio de 4 horas.

Notas:

  • Es recomendable sacar el helado unos minutitos antes de servir del congelador y reservarlo en la nevera.
  • Se puede acompañar de frutos rojos como frambuesas, de chocolate fundido…

.

Batido de naranja

Bebidas

Las naranjas de zumo o el zumo de naranja concentrado en su caso, son una constante en mi casa, y la manera en que comenzamos nuestro desayuno. La pasada semana, en uno de esos días que el calor aprieta, pensé que sería una buena opción poderlas utilizar como postre junto con un poco de helado. Miré aqui y allá diferentes recetas y tras algunos cambios, me decidí por este sencillo batido de naranja con helado de vainilla, que me resultó riquísimo.

Ingredientes:

  • 3/4 vaso de zumo de naranja (helado)
  • 2 vasos de helado de vainilla
  • 1/2 vaso de leche
  • 1 cucharada de ralladura de naranja

Elaboración:

Introducimos en la licuadora todos los ingredientes: el helado, el zumo de naranja, la leche y la ralladura de naranja y trabajamos hasta que esté bien mezclado y cremoso.

Servimos bien frio adornando el vaso con una rodaja de naranja.

Notas:

  • Es recomendable meter el zumo en el congelador un ratito antes de preparar el batido.
  • He utilizado leche semidesnatada porque es la que consumimos en casa pero podéis hacerlo igualmente con leche desnatada si queréis hacerlo mas light.

.