Crepes con dulce de leche

Postres

Hacia tiempo que no se preparaba dulce de leche en mi casa. De hecho, los últimos recuerdos que tengo son de cuando aun era niña y mi abuela nos lo preparaba con pan para merendar muy de vez en cuando. El pasado fin de semana, ya que disponía de tiempo, pensé en hacer unos crepes, que luego cada cual rellenaria con dulce o salado al gusto. Cuando me disponía a hacerlos, me acorde del dulce de leche y rescaté una lata de leche condensada para acompañarlos. Riquisimos!!!!!

Ingredientes:

  • 125 g de harina.
  • 2 huevos.
  • 25 g de mantequilla.
  • 250 ml de leche.
  • 2 cucharadas de azúcar (opcional)
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)

Elaboración:

Para elaborar el dulce de leche, basta con poner al baño maría durante aproximadamente 2 horas una lata de leche condensada. La leche condesada oscurecerá, obteniendo así nuestro dulce de leche. Dejamos enfriar y mezclamos con una cucharadita de esencia de vainilla.

Para elaborar los crepes, batimos todos los ingredientes (menos la leche condensada) hasta obtener una masa homogenea. Dejamos reposar una 1/2 hora la masa para que espese.

Una vez reposada la masa, colocamos un poquito de mantequilla en una sarten, extendiéndola bien por todo el fondo. Damos calor a la sartén y una vez caliente, extendemos una capa delgada de nuestra mezcla. Esperamos unos segundos y cuando veamos que empieza a cuajar le damos la vuelta procurando que quede doradita por ambos lados.

Untamos dulce de leche de cada tortita y la enrollamos.

Notas:

  • El azúcar esta vez no lo utilice, ya que pensaba comer las tortitas con el dulce de leche que ya es suficientemente dulce.

.

Té helado con leche

Bebidas

El té helado, es una bebida muy refrescante y sabrosa para disfrutar en verano, servida en un vaso con hielo. Es una receta sencilla que solo requiere esperar a que el té se enfríe hasta temperatura ambiente antes de servirlo sobre el hielo. Aunque el té no sea algo que me entusiasme, reconozco que «camuflado» junto al hielo y la leche condensada, se toma muy agusto. Puede servirse tal cual o acompañarlo con unas hojitas de menta o una rodaja de limón.

Ingredientes:

  • 2-3 cucharadas de te negro
  • 130 ml. de agua
  • 2 cucharadas de leche condensada
  • 2-3 cucharadas de azucar
  • Leche evaporada fría
  • Hielo picado

Elaboración:

Hervimos el agua y vertemos en una taza con 2-3 cucharadas, según la intensidad que deseemos de te negro. Dejamos actuar unos minutos. Después, utilizando un buen filtro o colador, colamos el té.

Agregamos las cucharadas de azúcar al té caliente y removemos bien para que se disuelva. Añadimos también la leche condensada, revolvemos hasta integrarla y dejamos reposar y enfriar.

Llenamos 2/3 de un vaso de hielo picado y a continuación vertemos el té y cubrimos con la leche evaporada.

Notas:

  • Podemos realizar los dos primeros pasos y conservar la mezcla en la nevera hasta la hora de servir.
  • La cantidad tanto de la leche condensada y evaporada, variará según el dulzor que queramos obtener.

.

Tarta de queso

Postres

tarta-de-queso-1

tarta-de-queso-2

tarta-de-queso-3

Ingredientes:

– 300 gr. de queso Philadelphia

– 500 gr de nata líquida

– Galletas (María o Digestive…)

– Leche condensada

– Mantequilla

– Mermelada de fresa, frambuesa, frutos del bosque o similar

– 1 sobre de gelatina de limón

Preparación:

Se machacan las galletas y se mezclan con la mantequilla derretida (se puede usar el microondas para derretirla) hasta formar una pasta con la que se cubre el fondo del molde. Se mete al congelador para que se endurezca.

Se echa en un bol la nata líquida y se añade el queso poco a poco, se va batiendo hasta conseguir una textura de yogurt líquido, entonces añadir un chorrito de leche condensada.

Se pone en un cazo un vaso de agua a calentar y cuando esté hirviendo, se echa el sobre de gelatina de limón. Cuando esté bien disuelta, se agrega al bol y se mezcla todo bien. Verter con cuidado sobre el molde con la galleta.

Se deja en el frigorífico unas 3 o 4 horas, aunque es preferible hacer la tarta víspera y dejarla reposar más tiempo…

Antes de servir, o cuando la tarta ya está compacta, se vierte mermelada en un bol con un par de cucharadas de agua y se bate, se extiende por encima de la tarta (se puede adornar con algún fruto como fresa o frutas del bosque o similar…)

Sugerencias:

En la mezcla del bol, añadir 3 o 4 cucharadas soperas de azúcar.

Gracias a Anuskki por su colaboración con esta receta, la tarta estaba riquísima!!! Seguro que pronto la vuelvo a preparar!!!