Mousse de chocolate y menta

Postres

Todo lo que contenga chocolate se convierte en un bocado irresistible en casa. Había probado a realizar diferentes mousse de chocolate en otras ocasiones pero nunca esta combinación de chocolate y menta que llamó mi atención. Con ingredientes sencillos, como resultado de su combinación, se obtiene una crema suave con un intenso sabor a chocolate amargo y un ligero aroma a menta. Las raciones son aproximadas, todo depende de la cantidad que consideréis apropiada.

Ingredientes (5-7 raciones):

  • 225gr. de chocolate negro
  • ¼ cup de café
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharadita de extracto de menta
  • 3 huevos
  • 1 cup de nata
  • ¼ cup de azúcar
  • Hojas de menta

Elaboración:

Fundimos el chocolate al baño maría y lo mezclamos con el café fuerte. Dejamos que se enfríe.

Añadimos la mantequilla (que tendremos fuera de la nevera un rato antes) y batimos hasta incorporarla al chocolate. Añadimos también el extracto de menta.

Separamos las claras y las yemas. Agregamos las yemas de huevo a la mezcla de chocolate, de uno en uno, batiendo hasta integrar.

En un bol, batimos las claras de huevo a punto de nieve. Una vez que se formen picos añadimos poco a poco el azúcar, y seguimos batiendo hasta incorporarlo todo.

Incorporamos la mezcla de chocolate a las claras de huevo en tres o cuatro porciones con movimientos envolventes.

Una vez lista la mezcla, dividimos en tazas o cuencos de ración, tapamos con film transparente y llevamos a la nevera por unas horas.

Servimos con nata montada y unas hojitas de menta.

Notas:

  • En caso de no tener esencia de menta, se pueden machacar en el mortero unas hojas de menta con parte del azúcar para que este adquiera sabor.

.

 

Cuajada de limón

Noticias Postres

Me encanta el sabor ácido de los cítricos, por eso cuando vi esta receta en el Blog ‘The Pastry Affair’, no me pude resistir a elaborarla. Aunque la receta original, utiliza limones Meyer, un cruce entre el limón y la mandarina con una menor ácidez y un sabor por tanto mas dulce, utilicé limones comunes mucho mas accesibles y aumenté la cantidad de azúcar. La cuajada de limón, puede conservarse durante varios días e incluso semanas en una tarro de vidrio en la nevera, y ofrece muchas posibilidades. Podemos utilizarla para untar en tostadas o galletas, rellenar creps, o acompañar dulces como bizcochos o muffins.

Ingredientes:

  • 3/4 cup de azúcar
  • Ralladura de 2 limones
  • 2 huevos
  • 1/2 taza de zumo de limón
  • 4 cucharadas de mantequilla

Elaboración:

En una cazuela, combinamos el azúcar y la ralladura de limón.

En un bol batimos los huevos junto con el zumo de limón y los añadimos a la cazuela mezclando bien todos los ingredientes.

Cocinamos a fuego suave removiendo constantemente hasta que la mezcla espese lo suficiente para cubrir una cuchara, aproximadamente 10 minutos. Retiramos del fuego y añadimos la mantequilla, mezclando bien hasta que se derrita.

Colamos la mezcla con un colador fino y la vertemos en un recipiente de vidrio.

Cubrimos con film transparente y la refrigeramos.

Notas:

  • Es importante que la mezcla no llegue a hervir
  • La próxima vez para evitar el calor directo, probaré a cocinarlo al baó maria

.

Croquetas de patata

Tapas y aperitivos

Las croquetas de patata son un buen aperitivo y una buena base con la que podemos jugar añadiendo otros ingredientes. Han sido todo un descubrimiento en mi casa en la que hasta ahora las únicas croquetas que conocíamos eran las tradicionales hechas con bechamel. Para elaborar estas croquetas de patata, debemos previamente preparar un puré de patata consistente que deberá de estar frió a la hora de hacer las bolas y al que añadiremos cebolla. Para darle un toque final crujiente os recomiendo que utilicéis pan Panko para rebozarlas, aunque siempre podéis recurrir al pan rallado.

Ingredientes:

  • 2 tazas de puré de patata
  • 1 cebolla grande
  • 1-2 huevos
  • Pan Panko
  • Aceite de oliva

Para el puré de patata:

  • 1 kilo de patatas
  • Agua
  • Sal
  • 30gr. de mantequilla

Elaboración:

Para el puré de patata: Lavamos las patatas e introducimos en una cazuela con agua hirviendo y una pizca de sal. Mantenemos el hervor aproximadamente 20 minutos (dependerá del tamaño de las patatas). Una vez tiernas, sacamos las patatas del agua, dejamos que templen y quitamos la piel. Pasamos por el pasapuré, añadimos la mantequilla y mezclamos.

Picamos la cebolla y la pochamos en una sartén con aceite de oliva a fuego medio hasta que esté tierna. Una vez tierna, escurrimos el aceite sobrante y reservamos.

Mezclamos el puré de patatas y la cebolla y hacemos bolas con ayuda de dos cucharas o un utensilio para hacer bolas de helado.

Pasamos por huevo batido y rodamos las bolas sobre en pan Panko. Freímos en abundante aceite caliente. Cuando la corteza se dore, giramos para que adquiera color por todos lados.

Notas:

  • La mantequilla aporta sabor al puré de patata. Se pueden añadir entre 30 y 50 gramos según gustos. Lo que no se debe añadir es leche o nata ya que harían el puré mas líquido y dificultarían el hacer las bolas.

.

Judias verdes con setas y nueces

Setas Verduras

Aunque la temporada de la judía verde y la mejor época para consumirla sea durante los meses de primavera y verano, hoy en día podemos encontrarlas en el mercado durante todo el año. La judía verde es un alimento con un bajo aporte calórico, que en este caso cocinaremos al vapor, un forma rápida y ligera de prepararlas. Como acompañamiento, unas setas salteadas y frutos secos tostados, nueces, avellanas o bien almendras, lo dejo a vuestra elección. Una receta completa y ligera.

Ingredientes:

  • 450gr. de judías verdes
  • 120gr. de setas
  • 10 nueces
  • 2 cucharadas de jerez seco
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • Sal y pimienta

Preparación:

Limpiamos las judías y las introducimos en el cesto o recipiente útil para cocinar al vapor, acoplado a una olla que contiene el agua que llevamos a ebullición. Cocinamos aproximadamente 10-15 minutos o hasta que las judías estén tiernas.

Mientras lavamos las setas, secamos y cortamos en láminas finas. Salteamos en una sartén con aceite de oliva a fuego medio, removiendo con una cuchara de madera, hasta que estos se doren. Entonces añadimos el jerez y cocinamos unos minutos hasta que éste se reduzca y se forme una especie de jarabe, momento en que apagamos el fuego.

Doramos en otra sartén las nueces unos minutos. Una vez tostadas, añadimos una cucharadita de mantequilla y cocinamos unos minutos evitando que se quemen.

Añadimos las judías verdes a la sartén de las setas, salpimentamos y mezclamos bien para que los sabores se mezclen. Servimos y acompañamos por unas nueces tostadas.

Notas:

  • Pueden sustituirse las nueces por avellanas o almendras.

.

Salmón con salsa de mantequilla

Pescados

El salmón cocinado bien a la plancha, bien al horno, es uno de los habituales en casa. Se trata de un pescado azul o graso con alto contenido en proteínas y ácidos grasos omega-3, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos, y con un contenido moderado en grasas. Si bien por si solo resulta un pescado muy sabroso, de vez en cuando una busca una salsa o un acompañamiento con el que darle un toque diferente. Leyendo recetas de salsas en diferentes blogs de cocina, di con esta salsa de mantequilla, una salsa fácil de elaborar y con ingredientes sencillos que resulta un buen acompañamiento para el salmón y otros pescados.

Ingredientes:

  • 4 filetes de salmón (con piel)
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharada de harina
  • 200ml. de nata líquida 35%
  • 100ml. de vino blanco
  • Sal de mesa marina
  • Pimienta negra

Elaboración:

Precalentamos el horno a 220ºC.

En una fuente de horno, colocamos los filetes de salmón con la piel hacia abajo, sazonamos y horneamos unos 15 minutos hasta que la carne esté suelta.

Por otra parte, en un cazo, cocinamos la mantequilla a fuego medio moviendo el cazo constantemente hasta que esta adquiera un tono mas oscuro. Entonces agregamos la harina y mezclamos con una cuchara de palo, cocinándola unos segundos. Finalmente vertemos la nata y el vino blanco y removemos hasta que espese. Salpimentamos y reservamos.

Sacamos el salmón del horno y servimos junto a la salsa.

Notas:

  • Es importante prestar atención a la hora de cocinar la mantequilla y remover constantemente para que esta no se nos queme.

Brazo de gitano de calabaza y queso crema

Postres

Hacia tiempo que me apetecía realizar un postre dulce con calabaza, dada la cantidad de recetas apetecibles que llevaba leyendo de una temporada aquí con la calabaza como ingrediente principal. Me decidí finalmente por este brazo de gitano o tronco de crema de calabaza, relleno de queso crema. Una receta sencilla, en el que el único misterio es elaborar un buen bizcocho y enrollarlo de la forma adecuada aun caliente para que adquiera forma. Es un postre, que podemos dejar preparado el día anterior y conservar en la nevera. A la hora de servir bastará con espolvorear azúcar glasé y algún fruto seco como nueces si queremos darle un punto mas especial.

Ingredientes:
Bizcocho:

  • 3/4 cup de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura royal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 3 huevos
  • 1 cup de azúcar
  • 2/3 cup de puré de calabaza
  • Azúcar glasé (para espolvorear)

Relleno:

  • 200gr. de queso crema
  • 1 cup de azúcar glasé
  • 5 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración:

Precalentamos el horno a 190ºC.

Forramos un molde rectangular (24x38cm aproximadamente) con papel de hornear. Engrasamos con mantequilla fundida y espolvoreamos con harina.

En un bol,combinamos la harina, la levadura, el bicarbonato, la canela y la sal.

En otro bol, batimos los huevos y el azúcar hasta que blanqueen y aumenten su volumen. Agregamos entonces el puré de calabaza y seguimos batiendo hasta conseguir una masa homogénea. Añadimos la mezcla de harina poco a poco con movimientos envolventes hasta que quede totalmente incorporada.

Vertemos la mezcla en el molde, extendiéndola uniformemente con una espátula.

Horneamos unos 10-14 minutos a 180º. Volcamos el bizcocho con ayuda del papel sobre un paño limpio y espolvoreado de azúcar glasé y enrollamos ayudándonos del paño.

Para realizar el relleno, batimos el queso crema, el azúcar en polvo, la mantequilla y la vainilla hasta que la mezcla quede suave.

Desenrollar cuidadosamente el bizcocho y retiramos el paño. Untamos el relleno sobre el bizcocho de manera uniforme y volvemos a enrollar. Envolvemos en papel film y refrigeramos un mínimo de hora y media aproximadamente.

Sacamos del frigorífico, retiramos el papel film y espolvoreamos con azúcar glasé.

Notas:

  • Es importante enrollarlo en un paño de cocina para que el bizcocho aun caliente tome la forma que necesitamos.
  • Se puede acompañar con unas nueces picadas, o trocitos de fruta como frambuesas o moras.

.

Brioche de yogur

Pan y Bolleria

Este fin de semana me anime a elaborar mi primer brioche. Tenia apuntada desde hace tiempo una receta bastante «sencillita», al menos de esas que no dan miedo escénico tras leer su lista de ingredientes y pasos a seguir, y la tranquilidad de un día como el sábado me animo a ello. Se trata de un brioche de yogur dulce ideal para desayunar junto con un poco de mermelada o confitura de frutas. Amasado el día anterior, basta con hornearlo 20-25 minutos por la mañana para tener listo el desayuno. Creo que puedo mejorar la presencia, pero respecto al sabor estoy bastante contenta.

Ingredientes:

  • 36gr. de leche templada
  • 5gr. de levadura fresca
  • 88gr. de harina de repostería
  • 88gr. de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 38gr. de yogur natural
  • 1 huevo
  • 25gr. de azúcar
  • 15gr. de mantequilla derretida
  • 3gr. de sal

Elaboración:

Disolvemos la levadura en la leche tibia.

Hacemos un montón con la mezcla de harinas, una especia de volcán y vamos incorporando los ingredientes en orden uno a uno. Removemos y amasamos hasta obtener una masa consistente y algo pegajosa que se nos pegara algo a los dedos.

Colocamos la masa en un bol, cuyo fondo habremos pincelado con un poco de aceite (muy poquito). Tapamos con un paño de cocina limpio y dejamos levar aproximadamente 2h y media hasta que duplique su volumen.

En una superficie enharinada, amasamos ligeramente (sin trabajar demasiado) para desgasificar la masa. Dividimos la masa en 3 o 4 porciones, creando una bola con cada una de ellas y las colocamos algo separadas en un molde alargado de pan.

Dejamos levar 2 horas a temperatura ambiente y tapando el molde con el paño de cocina o bien lo metemos en la nevera envuelto en film transparente y lo dejamos toda la noche que leve como fue mi caso.

Lo sacamos de la nevera para que tome temperatura ambiente y pintamos la superficie del brioche con un poco de leche, sin presionar.

Precalentamos el horno a 180º y horneamos durante 20-25 minutos.

Notas:

  • Si decidís meterlo en la nevera, aseguraos de que quede bien tapado con el film para que no entre humedad.

.

Tarta de calabacín, tomates y mozzarella

Empanadas y Quiches Verduras

Está fue una de esas recetas que supe que debía hacer nada mas leerla. Tanto los ingredientes, una combinación de calabacín, tomates cherry y mozarella, como la presencia de esta tarta me llamaron la atención en el fastástico blog ‘Uno de dos’, al que os recomiendo echéis un vistazo si aun no lo conocéis. Hice alguna pequeña modificación respecto de la original al no contar con el 100% de los ingredientes, pero nada importante como veréis. En aproximadamente dos horas, tenia lista la tarta en la mesa con un resultado que gustó muchísimo. Resulta ademas una receta muy entretenida de elaborar, con la que pasaréis un rato agradable en la cocina.

Ingredientes (para un molde de 22cm. de diámetro):
Para la masa:

  • 260gr. de harina
  • 40gr. de queso curado rallado
  • 5gr. de sal
  • 70gr. de mantequilla en punto pomada
  • 1 huevo + 1 para barnizar
  • 60ml. de agua fría

Para el relleno:

  • 3 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 Cebolla grande
  • 1 Calabacín
  • 400gr. de tomates cherry
  • 120gr. de Mozzarella
  • 50gr. de harina
  • 2 cucharaditas de Albahaca
  • Sal y Pimienta negra

Elaboración:

Para hacer la masa reunimos en un bol la harina, el queso, la sal y la mantequilla y mezclamos hasta conseguir una masa granulosa. Añadimos entonces el huevo batido y mezclamos bien. Para acabar de lograr una masa homogénea, añadimos el agua y amasamos. Formamos una bola, envolvemos en film transparente y refrigeramos en la nevera durante un mínimo de 30 min.

En una sartén, calentamos 3 cucharadas de aceite. Picamos la cebolla bien fina y rehogamos en la sartén hasta que esté transparente. Entonces, añadimos el calabacín cortado en rodajas finas y rehogamos el conjunto hasta que esté dorado y tierno.

Mientas en un bol, mezclamos los tomates cherry partidos por la mitad con la mozzarella, la albahaca y la harina. Cuando la mezcla de calabacín y cebolla esté lista la agregamos (escurrida), salpimentamos y removemos para que todo quede bien mezclado.

Precalentamos el horno a 180ºC

Sacamos la masa de la nevera y la estiramos en una superficie enharinada. Forramos con la masa el molde previamente enharinado, dejando que sobresalga un trozo para luego poder doblarlo hacia dentro. Pinchamos la base de la masa con un tenedor, colocamos el relleno y cerramos la masa, pincelando los bordes con huevo batido.

Horneamos a media altura aproximadamente 45 minutos, o hasta que veamos que la masa está hecha y la superficie de aspecto dorado.

Sacamos del horno y servimos caliente.

Notas:

  • Es un bocado muy completo que puede servirse como plató único para unas 4 personas acompañado por una ensalada. En mi caso lo serví junto con una ensalada de canónigos, ventresca y pimientos del piquillo.

.

Galletas de mantequilla

Galletas

Recuerdo que cuando de pequeña, mi tía solía traer de sus viajes a la ciudad una caja redonda de latón azul con unas riquísimas galletas de mantequilla que disfrutábamos todos en la merienda. Quizá por ese recuerdo, las galletas de mantequilla fueron unas de las primeras que aprendí a elaborar y hornear. Con ingredientes sencillos, siempre disponibles en casa, y rápidas de elaborar, son una merienda perfecta recién horneadas. La masa es blanda pero consistente, así que lo único que necesitaremos es una buena manga pastelera y un poco de nuestra fuerza para darles fuerza.

Ingredientes:

  • 125gr. de mantequilla
  • 70gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 160gr. de harina

Elaboración:

Reunimos la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar en un bol y batimos hasta obtener una mezcla cremosa.

Añadimos el huevo y la esencia de vainilla y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.

Incorporamos la harina poco a poco y mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

Tapamos el bol con film transparente y lo refrigeramos unos 10-20 minutos.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Introducimos la masa en una manga pastelera con boquilla de estrella y vamos formando las galletas en la bandeja de horno con papel sulfurizado.

Horneamos a 180º unos 15 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Notas:

  • Pueden conservarse herméticamente cerradas varios días.

.

Soufflé de queso

Postres

El queso es una de mis debilidades en todas sus versiones. Buscando cosas nuevas que elaborar con cualquiera de sus variedades, topé con esta receta entre varios recortes de revistas que guardo. El Souflle de queso, resulta un postre sencillo de elaborar y rápido, que os llevará unos 45 minutos y que se debe servir recién hecho. El queso Gruyere, el utilizado en esta receta, es un queso duro hecho a base de leche de vaca entera, de pasta prensada y cocida, con un sabor y aroma mas o menos «picante». Un postre diferente que merece la pena probar.

Ingredientes (2 personas):

  • 100gr. de queso Gruyere
  • 2 huevos
  • 125ml. de leche entera
  • 25gr. de mantequilla +1 cucharadita
  • 25gr. de harina
  • 1 cucharadita de cebollino picado
  • 1 cucharadita de perejil picado

Elaboración:

Rallamos el queso Gruyere y reservamos.

Derretimos los 25gr. de mantequilla en un cazo. Agregamos la harina y cocinamos ligeramente removiendo para que ésta se dore. Añadimos la leche (caliente) y removemos hasta obtener una bechamel espesa. Retiramos del fuego.

Precalentamos el horno a 200ºC.

Incorporamos a la mezcla el queso y las yemas de los huevos batidas. Batimos las claras a punto de nieve con ayuda de una varilla eléctrica, incorporándolas después a la mezcla poco a poco y con movimientos envolventes.

Agregamos también el cebollino y el perejil y mezclamos.

Dividimos la mezcla en 2 moldes individuales previamente engrasados con mantequilla. Introducimos en el horno a unos 200ºC durante aproximadamente 15 minutos.

Notas:

  • Se pueden utilizar quesos de similares características como el Emmental.
  • Se debe servir al sacar del horno y aun caliente.

.