Tarta de calabacín, tomates y mozzarella

Empanadas y Quiches Verduras

Está fue una de esas recetas que supe que debía hacer nada mas leerla. Tanto los ingredientes, una combinación de calabacín, tomates cherry y mozarella, como la presencia de esta tarta me llamaron la atención en el fastástico blog ‘Uno de dos’, al que os recomiendo echéis un vistazo si aun no lo conocéis. Hice alguna pequeña modificación respecto de la original al no contar con el 100% de los ingredientes, pero nada importante como veréis. En aproximadamente dos horas, tenia lista la tarta en la mesa con un resultado que gustó muchísimo. Resulta ademas una receta muy entretenida de elaborar, con la que pasaréis un rato agradable en la cocina.

Ingredientes (para un molde de 22cm. de diámetro):
Para la masa:

  • 260gr. de harina
  • 40gr. de queso curado rallado
  • 5gr. de sal
  • 70gr. de mantequilla en punto pomada
  • 1 huevo + 1 para barnizar
  • 60ml. de agua fría

Para el relleno:

  • 3 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 Cebolla grande
  • 1 Calabacín
  • 400gr. de tomates cherry
  • 120gr. de Mozzarella
  • 50gr. de harina
  • 2 cucharaditas de Albahaca
  • Sal y Pimienta negra

Elaboración:

Para hacer la masa reunimos en un bol la harina, el queso, la sal y la mantequilla y mezclamos hasta conseguir una masa granulosa. Añadimos entonces el huevo batido y mezclamos bien. Para acabar de lograr una masa homogénea, añadimos el agua y amasamos. Formamos una bola, envolvemos en film transparente y refrigeramos en la nevera durante un mínimo de 30 min.

En una sartén, calentamos 3 cucharadas de aceite. Picamos la cebolla bien fina y rehogamos en la sartén hasta que esté transparente. Entonces, añadimos el calabacín cortado en rodajas finas y rehogamos el conjunto hasta que esté dorado y tierno.

Mientas en un bol, mezclamos los tomates cherry partidos por la mitad con la mozzarella, la albahaca y la harina. Cuando la mezcla de calabacín y cebolla esté lista la agregamos (escurrida), salpimentamos y removemos para que todo quede bien mezclado.

Precalentamos el horno a 180ºC

Sacamos la masa de la nevera y la estiramos en una superficie enharinada. Forramos con la masa el molde previamente enharinado, dejando que sobresalga un trozo para luego poder doblarlo hacia dentro. Pinchamos la base de la masa con un tenedor, colocamos el relleno y cerramos la masa, pincelando los bordes con huevo batido.

Horneamos a media altura aproximadamente 45 minutos, o hasta que veamos que la masa está hecha y la superficie de aspecto dorado.

Sacamos del horno y servimos caliente.

Notas:

  • Es un bocado muy completo que puede servirse como plató único para unas 4 personas acompañado por una ensalada. En mi caso lo serví junto con una ensalada de canónigos, ventresca y pimientos del piquillo.

.

Macarrones con queso ricotta y albahaca

Pasta y Pizza

Hay gente pequeña con la que es dificil acertar, mas si no estan acostumbrado a comer de todo. Es entonces cuando podemos tirar de los macarrones que gustan a casi todos y ademas son rápidos y sencillo de preparar. Lo especial de esta receta es la mezcla de quesos, ricotta, mozarella y parmesano cuyos sabores se mezclan al gratinar la pasta en el horno. En mi caso le he añadido un toque de albahaca, ya que es una hierva aromática con la que siempre cuento en casa y cuyo aroma me encanta.

Ingredientes

  • 300 gr. de macarrones
  • 100 gr. de queso ricotta
  • 1 yema de huevo
  • 225 gr. de Queso parmesano, rallado
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharada de Perejil picado
  • 1 vaso de salsa de tomate
  • 120 gr. de queso mozzarella fresco
  • Sal y pimienta, al gusto
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Cocemos la pasta en una cazuela con abundante agua siguiendo las indicaciones del fabricante.

Mientras, mezclamos en un bol grande el queso ricotta, la yema de huevo, la mitad del queso parmesano rallado, la nuez moscada y el perejil. Lo salpimentamos al gusto.

Una vez escurrida la pasta la añadimos a la mezcla anterior y revolvemos bien.

Calentamos la salsa de tomate y la añadimos a la mezcla junto con la mozzarella.

Precalentamos el horno a 220ºC y untamos una fuente de horno con aceite de oliva virgen.

Vertemos la mezcla de pasta en la fuente y alisamos la superficie con una espátula. A continuación, espolvoreamos con el resto del queso parmesano. Horneamos aproximadamente 15 minutos. Dejamos que se temple un poco y espolvoreamos con albahaca fresca antes de servir.

Notas:
Las porciones de cada queso son aproximadas. Podéis jugar aumentando la cantidad del que mas os guste o añadir otro 😉

Plumas de pasta con pollo a la parmesana

Pasta y Pizza

La pasta gratinada en el horno con queso parmesano me resulta riquísima!! Quizá se deba a que no la preparo así habitualmente y me limito a cocerla y añadirle los ingredientes que corresponda por comodidad? He probado con varios tipos de pasta y creo que la pasta penne, o las plumas son las mas indicadas para esta receta, pero no son las únicas opciones, siempre podéis probar. Una receta lista en poco tiempo, con un toque de horno final que gusta a casi todo el mundo.

Ingredientes:

  • 300 g de pechuga de pollo, hecha filetes
  • 1 huevo
  • 30 gr. de harina
  • Pan rallado
  • 400 gr. de Plumas o Pasta Penne
  • Aceite de Oliva
  • Salsa de tomate
  • Perejil, pimienta y Sal
  • 300 g de queso mozzarella
  • 3 cucharadas de queso rallado parmesano

Elaboración:

Cortamos las pechugas en trocitos y salpimentamos. Pasamos por harina, huevo y pan rallado. Freimos en la sartén un con unas gotitas de aceite vuelta y vuelta, o bien cocinamos en el horno.

A la misma vez, cocemos la pasta según las indicaciones del frabricante, y una vez hecha, escurrimos.

Añadimos a la pasta 2 cucharaditas de perejil, la salsa de tomate y los trocitos de pechuga, y vertemos la mezcla en un recipiente para hornear. Cubrimos con queso mozzarella, queso parmesano y un toque de perejil y pimienta (opcional).

Gratinamos en el horno (precalentado) unos 10 minutos a 190-210º, o hasta que el queso se haya derretido y haya adquirido color dorado.

Notas:

  • Conviene pasar lo justo las pechugas por la sarten para que no se resequen demasiado en el proceso.

.

Pizza Margarita

Pasta y Pizza

La pizza Margarita que tiene como ingredientes básicos la mozzarella, el tomate y la albahaca fresca, es una de las mas populares. Tras la receta anterior para preparar la base, me he decantado por este tipo de pizza por su sencillez, pero hay tantas recetas de pizza como imaginación tenga cada uno. Sin duda una buena cena, de la que no se debe abusar pero que de vez en cuando gusta.

Ingredientes:

  • Base de pizza {ver receta}
  • 350gr. mozzarella de bufala
  • 3 cucharadas de hojas de albahaca, picadita;
  • 250gr. de tomate tipo «pera» o salsa de tomate
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • Pimienta molida

Elaboración:

Pelamos los tomates, les quitamos las semillas y cortamos en daditos. Para que el agua que sueltan los tomates no humedezca nuestra masa, los dejamos escurrir en un colador junto con una chucharada de sal y otra de azúcar para quitarles la acidez. Una vez escurrido extendemos el tomate sobre la masa. En caso de utilizar salsa de tomate, extendemos directamente.

A continuación colocamos el queso mozarella en rodajas encima (no los pegamos demasiado para que asi se vea algo del tomate) y terminamos añadiendo la albahaca picadita bien repartida por toda la masa y la pimienta.

Horneamos a 200º unos 12-15 minutos o hasta que el queso este fundido.

Nota:

  • Es importante escurrir el tomate. Podemos incluso presionar ligeramente al introducirlos en el colador para eliminar mas agua.

.