Nachos con salsa de guacamole

Sin duda lo que mas me gusta de comerme unos nachos, es la variedad de salsas con que pueden acompañarse. Acostumbrada a comprarlas, un día me dedique a investigar por diferentes blogs la manera de hacer una de mis preferidas, la de guacamole. El Guacamole es una salsa preparada a base de aguacate o palta, tomate y chile en su receta original. En México la utilizan para acompañar todo tipo de tacos, tortas y otros guisos de carnes rojas principalmente.  Ésta, es la versión con la que me quedé tras varias pruebas.

Ingredientes:

  • Nachos
  • 3 aguacates medianos
  • 1/2 cebolleta pequeña
  • 1 tomate maduro
  • Zumo de ½ limón
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 chile picante
  • Cilantro (opcional)

Elaboración:

Escaldamos el tomate maduro en agua hirviendo durante unos segundos. A continuación escurrimos y sumergimos en agua fria, para poder pelarlo con mayor facilidad. Quitamos las pepitas y picamos en trocitos.

Picamos la cebolla y la introducimos en un cuenco en el que añadiremos el zumo de medio limón, el tomate troceadito, una pizca de cilantro picado, el chile cortado en trocitos pequeños y una pizca de sal.

Partimos el aguacate cortándolo alrededor del hueso y separando las dos mitades. Pelamos y cortamos la pulpa en trocitos y lo añadimos al cuenco, mezclándolo bien con el resto de ingredientes. Trituramos la mezcla hasta que alcance la consistencia que deseamos, ó aplastamos ligeramente con un tenedor.

Para finalizar añadimos un chorrito de aceite de oliva, muy poquito, y dejamos reposar en la nevera media hora como mínimo antes de servir junto a los nachos.

Notas:

  • Es importante que los aguacates estén maduros, en su punto para consumir ese día. Si tenéis la suerte de contar con una frutería de confianza, seguro que como a mi saben daros la fruta que necesitáis.
  • El cilantro tiene mucho sabor por lo que recomiendo que si no lo usáis habitualmente, pequéis de quedaros cortas la primera vez, al igual que con el chile picante.
  • Suelo utilizar generalmente poca sal en la cocina, si es también vuestro casoesta es una de esas recetas en las que se puede surpimir.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies