Crema de brocoli con champiñones

El brócoli es un vegetal duro de la familia del repollo o col, con alto contenido en vitaminas C, D y A, importantes como antioxidantes. A la hora de comprarlo es importante elegir los ramilletes sanos , piezas compactas de color verde oscuro que se vean frescas y firmes, ligeramente tiernas al tocar. Aunque lo compremos envasado siempre es recomendable lavarlo bajo el grifo con agua fria, antes de cocerlo como será nuestro caso. La crema es una buena forma de introducir verdura a todos aquellos a quienes no les gusta y a los niños. En este caso lo he acompañado de champiñones, pero también podéis acompañarlo de picatostes o de jamón picadito salteado por poner algunos ejemplos.

Ingredientes (para 2 personas):

  • 1kg. de brócoli (sin tallos)
  • 150gr. de champiñones
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de Perejil fresco picado
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración:

En una olla con abundante agua y sal cocemos el brocoli unos 4-6 minutos a fuego medio, sin que el agua deje de hervir. No combiene cocinarlo mas para que no pierda ni color ni propiedades.

Por otra parte, en una sartén calentamos una cucharada de aceite de oliva. Introducimos los champiñones cortados en láminas, un diente de ajo entero, salpimentamos, añadimos el zumo de limón y salteamos unos minutos. Una vez salteados, retiramos el ajo, añadimos el perejil picado y mezclamos.

Cuando el brocoli esté hecho, lo sacamos del agua, reservando por una parte el agua, por otra el brócoli. Con un procesador de alimentos, hacemos puré el brócoli, añadiendo el agua de cocción necesaria hasta que alcance la consistencia que deseemos.

En un bol o tazón vertemos parte del puré y encima las setas salteadas.

Notas:

  • Si os gusta mucho el ajo, podéis conservarlo o incluso laminarlo finito para comerlo junto a la crema.

.

Crema de pepino y yogur fria

Las sopas o cremas frías son una buena alternativa en los días de calor como primer plato. Cremas ligeras como esta de pepino y yogur, entran solas y ademas ofrecen la ventaja de poder prepararlas con anterioridad y conservarlas en la nevera hasta el momento de servirlas. Al estar triturado se evita en gran parte el que resulte indigesto por su alto contenido en celulosa al no masticarlo bien. A su favor hay que decir que el pepino posee un alto contenido en agua y poca cantidad de grasas y por tanto es apropiado para dietas.

Ingredientes (3-4 raciones):

  • 50 gr. de mantequilla
  • 600 gr. de pepino
  • 300 gr. de yogurt griego
  • 1/2 cebolla pequeña

Elaboración:

En una cazuela, derretimos la mantequilla a fuego medio y agregamos la cebolla. Pochamos unos minutos hasta que esté transparente y encontes agregamos el pepino troceado. Tapamos y salteamos hasta que el pepino esté tierno, removiendo de vez en cuando. Una vez tierno, retiramos del fuego y dejamos enfriar ligeramente.

Introducimos en una licuadora o procesador de alimentos el pepino y la cebolla  y procesamos hasta que quede suave. Introducimos en la nevera.

Cuando esté frio, añadimos el yogur, salpimentamos al gusto y pasamos por el chino.

Conservamos en la nevera hasta unos minutos antes de servir.

Notas:

  • Bien tapado puede conservarse en la nevera 2 o 3 días sin problemas.

.

Puré de judias verdes

Las judías verdes o vainas, son un alimento muy importante debido a su aporte de vitaminas y minerales. Son ricas en fibra y no contienen grasas por que son ideales para las dietas de adelgazamiento. Por todo ello es importante incluirlas en nuestras dietas y en la de los niños aunque no sean de su agrado. Precisamente por ese motivo, en mi casa siempre se cocinan camufladas en cremas o purés con una patata y un poquito de queso como en la receta de hoy.

Ingredientes:

  • 250 gr. de vainas o judias verdes
  • 1 Cebolla
  • 1 Patata
  • 2 quesitos
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Picamos la cebolla y la rehogamos con una cucharada de aceite en una sartén a fuego medio hasta que esté transparente.

Por otro lado, limpiamos y cortamos las judías verdes longitudinalmente y las introducimos en la olla rápida. Agregamos también la patata pelada y cortada en trozos y unas ramas de perejil. Cubrimos de agua tibia, cerramos la olla y cocinamos aproximadamente 10-12 minutos. Retiramos parte del agua ( la reservamos un recipiente) y el perejil.

Pasamos por la batidora o por el chino las judías, la patata y la cebolla pochada hasta que quede un puré o crema suave. Podemos añadir un poco del caldo de cocción que habíamos reservado si vemos que queda demasiado espeso.

Finalmente, añadimos los quesitos y removemos mientras calentamos el puré hasta que se desagan.

Servimos caliente con un chorrito de aceite de oliva y queso rallado (opcional).

Notas:

  • Si lo realizamos en una olla o cazuela normal el tiempo de cocción será mayor de unos 25 minutos.

.

Sopa de tomate

Desde que la huerta comienza a dar tomates, hasta el fin de temporada, una debe pensar la forma de cocinarlos cada día de diferentes formas para no aburrirse y no desaprovechar ninguno. En la preparación de salsa de tomate para embotar, se aprovechan los mas maduros, el resto normalmente se consumen en diferentes tipos de ensalada. Hace una par de días, con el objetivo de hacer algo diferente con ellos, preparé esta sopa de tomate refrescante, ligera y rápida de preparar.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 650 ml. de caldo de verduras (o de pollo)
  • 7 vasos de tomates picados
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 2 cucharadas de albahaca fresca
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 60 ml. de leche
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Picamos la cebolla y los dientes de ajo y los cocinamos a fuego medio en una cazuela con el aceite, hasta que la cebolla esté pochada o transparente.

Añadimos la mantequilla y removemos hasta que se derrita. A continuación, añadimos la harina y mezclamos todo. Cocinamos la harina un par de minutos.

Incorporamos el caldo, removiendo para integrarlo a la mezcla y a continucación, los tomates, el vinagre, la albahaca, el pimentón y la sal y pimienta al gusto.

Llevamos a ebullición. Después bajamos el fuego y cocinamos a fuego lento durante 15 minutos o hasta que los tomates estén cocinados.

Retiramos del fuego, incorporar la leche y con una licuadora o bien con batidora y chino procesamos la sopa hasta que quede suave.

Servimos caliente.

Notas:

  • Las cantidades son aproximadas, a la hora de elaborar la receta no contaba con el peso, y medí el tomate por vasos de agua para tener una referencia.
  • Que muy rica la sopa acompañada con trocitos de queso, o queso rallado.

.

Puré de patata al limon

El puré de patata hecho en casa siempre es un buen acompañamiento para carnes y pescados. El resultado, poco tiene que ver con los que compramos, aunque estos cada vez estén mas logrados. Menos aun, si añadimos a la patata un toque de cebolla y limón para hacerlo aun mas completo y sabroso. Una receta sencilla que nos puede servir de acompañamiento o como primer plato.

Ingredientes:

  • 3 patatas medianas
  • 80 ml. de nata líquida
  • 40 gr. de mantequilla
  • 1/2 cebolleta
  • Sal
  • Pimienta molida
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • Agua

Elaboración:

Pelamos las patatas y las cortamos en dados de 1-2cm de lado. Los introducimos en una cazuela y cubrimos con agua. Llevamos el agua a ebullición y después bajamos el fuego y cocinamos a fuego medio unos 15-20 minutos o hasta que las patatas estén tiernas. Retiramos del fuego y escurrimos.

Colocamos las patatas en un recipiente y las aplastamos con un aplasta patata, utilizando un pasapuré o con un tenedor.

En otro recipiente, calentamos la nata y la mantequilla en el microondas durante unos segundos o bien en un cazo al fuego. Añadimos las patatas, junto con la cebolleta muy picadita, la sal y la pimeinta al gusto. Mezclamos bien y probamos para comprobar el punto de sal.

Servimos caliente con una cucharadita de mantequilla ablandada y ralladura de limón.

Notas:

  • La receta me sirvió como acompañamiento para 3-4 platos de carne.

.

Sopa de tomates asados y ajo

Las sopas y cremas son un plato agradecido en casa, incluso ahora en verano que parece apetece menos comer este tipo de platos calientes. Ésta sopa de tomates asados y ajo, la preparo hace tiempo y además de sencilla, resulta muy sabrosa. Se requiere un poco de paciencia con el horno para asar los tomates, pero el sabor que estos le dan a la sopa lo justifica. Podéis acompañarla de unos picatostes o tomarla sola dándole un toque de orégano por ejemplo.

Ingredientes (6-8 raciones):

  • 450 gr. de tomates
  • 1 cabeza de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • 2 cucharadas de Azúcar
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 80 ml. nata líquida 35%
  • 700 ml. de caldo de pollo

Elaboración:

Para asar los tomates, debemos precalentar previamente el horno a 180º grados. Limpiamos los tomates y los cortamos longitudinalmente por la mitad. Repartimos en la bandeja de horno con la piel hacia abajo, mezclando unos dientes de ajo sin pelar entre unos y otros. Salpimentamos, regamos con un chorrito de aceite y asamos 50-60min. Dejamos enfriar antes de pelar los ajos.

En una sartén con dos cucharaditas de mantequilla, una piza de sal y dos cucharadas de azucar, cocinamos la cebolla picadita a fuego medio-bajo, hasta que esta se ablande.

Cuando tengamos la cebolla lista, agregamos los tomates, el ajo y el caldo de pollo y cocinamos a fuego lento entre 20 y 30 minutos.

Introducimos la mezcla en una licuadora o bien la pasamos por la batidora y un chino después para que nos quede fina la sopa.

Para finalizar, salpimentamos al gusto y añadimos la nata líquida. Cocinamos a fuego lento unos minutitos y servimos con unos picatostes.

Notas:

  • Podéis jugar con la cantidad de caldo para conseguir una sopa mas o menos espesa.
  • A la hora de asar los tomates podéis echarles ademas de sal y pimienta, orégano o perejil.

.

Sopa de Arroz

La sopa de arroz es un buen entrante en el que combinamos un buen caldo de verduras, arroz, huevo cocido y un toque de azafrán. Es un plato reconstituyente y sirve, como siempre he oído en mi casa, para entonar el cuerpo. Ademas es económico, sencillo y rápido de preparar, que mas podemos pedir? La receta nos sirve a su vez para cocinar un buen caldo que puede tomarse solo o utilizarse para otros platos.

Ingredientes (4-5 personas):

  • 150 gr de arroz
  • 1 1/2l de Caldo de pollo y verduras
  • 1 huevo
  • 1/2 diente de ajo
  • Perejil picado
  • 4 hebras de azafrán

Para el caldo de Pollo:

  • 1 cebolla
  • Huesos de pollo y muslo
  • 2 puerros (la parte verde)
  • 2 zanahorias
  • 2 patatas
  • Un puño de judías verdes

Elaboración:

Para el caldo de verduras y pollo, comenzaremos poniendo en una sarten la cebolla a fuego medio, para tostarla durante 10 minutos aproximadamente cambiándola de posición a ratitos. Una vez hecho esto, en la misma sartén, tostamos los esqueletos de pollo con un poquito de aceite.

En una olla exprés se pone el pollo, las verduras, una pizca de sal y abundante agua fría. Sin tapar la olla se cocina a fuego medio hasta que empiece a generar espuma que retiraremos con un cucharón. Tras este paso, cerramos la olla y cocinamos a fuego medio 15-20 minutos desde que la válvula salga. Retiramos la olla del fuego, abrimos y dejamos cocer a fuego medio 20 minutos más antes de colarlo. Cuando se enfríe retiraremos la grasa formada en la parte superior.

Cocemos el huevo en agua durante 10 minutos desde que el agua comience a hervir, dejamos enfriar y pelamos.

En una cacerola, echamos 1,5l. de caldo y lo calentamos. Cuando hierva, añadimos 1/2 diente de ajo muy picadito y el arroz. Cocemos a fuego fuerte unos minutos y después bajamos el fuego y mantenemos 15 minutos mas o hasta que el arroz esté en su punto. 5 minutos antes de finalizar la cocción, añadimos el azafrán y el huevo cocido picadito.

Notas:

  • Las verduras que he utilizado para el caldo son orientativas, puede añadirse apio, pimiento…
  • El tiempo de cocción final dependerá del arroz que utilicemos y que vendrá como indicación en el envase.

.

Crema de zanahorias

Las cremas son sin duda uno de los platos recurrentes en mi cocina. Son sencillas de hacer y aunque requieran algo de tiempo en la cocina, después pueden conservarse en la nevera días y hacernos la vida mas fácil cuando el tiempo no nos sobra. La crema de zanahoria ademas de tener muchísimo color, es ligera y muy nutritiva, ya que las zanahorias son ricas en caroteno, un eficaz antioxidante y pierden muy pocas propiedades al ser cocinadas.

Ingredientes (4 raciones):

  • 1/2 cebolla roja o blanca
  • 2 cucharadas de mantequilla (ó aceite de oliva)
  • 350-400gr. de zanahorias
  • 1 patata
  • 200-250ml. caldo de pollo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de azúcar (opcional)
  • Sal y Pimienta
  • 60ml. nata liquida 35%

Elaboración:

Derretimos la mantequilla en una cazuela, calentamos y sofreimos la cebolla picadita hasta que esté tierna.

Agregamos las zanahorias cortadas en rodajas finitas, la patata cortada en dados y el caldo y llevamos a ebullición. Una vez que hierva, bajamos el fuego y añadimos las hojas de laurel, el azúcar, la sal y la pimienta. Tapamos y cocinamos a fuego lento una media hora o hasta que las zanahorias y la patata estén tiernas.

Retiramos las hojas de laurel y procesamos la mezcla de zanahoria con una licuadora o bien la pasamos por el pasapuré y por el chino para que quede mas fina.

Para finalizar, agregamos la nata líquida, removemos y calentamos para servir.

Notas:

  • Antes de procesar la mezcla bien en licuadora bien por pasapuré suelo retirar una tacita de caldo que iré añadiendo luego hasta conseguir la textura que quiero.

.

Crema de guisantes

La crema de guisantes, ademas de un plato con mucho color, es un entrante ligero y resfrescante si lo servimos frio, ahora que tenemos el verano encima. Es una receta con ingredientes sencillos y sin ninguna complicación que apenas nos entetendrá media hora en la cocina. Podemos dejarla hecha de víspera, reservada en la nevera y acompañarla de yogur, queso rallado, jamón serrano picadito o simplemente con un poquito de pimienta molida.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 300gr. de guisantes frescos
  • 1 cebolleta grande
  • 1 diente de ajo
  • 400-450 ml. de caldo de pollo (ó de verduras)
  • Sal
  • Yogur natural
  • Menta

Elaboración:

Se pochan las cebollas y el ajo picado en una cazuela con 2 cucharadas de aceite. Una vez hecho, añadimos los guisantes a la sartén, y les damos un par de vueltas. No conviene que se doren para que no pierdan color.

Agregamos 300ml. aproximadamente del caldo de pollo o de verduras y cocemos no mas de 10 minutos. Con una batidora trituramos la mezcla hasta que quede homogénea. Podemos utilizar también un pasapuré. Salpimentamos y continuamos añadiendo caldo hasta que coja el espesor que deseamos.

Una vez a nuestro gusto, pasamos por el chino ayundandonos de un cacillo para que nuestra crema quede mas suave y sin pieles o trocitos.

Servimos fría, templada o en caliente y la acompañamos de unas cucharadas de yogur y unas hojas de menta.

Notas:

  • Aunque recomiendo utilizar guisantes frescos, pueden utilizarse congelados. Eso si, debemos acordarnos de sacarlos un ratito antes.
  • Lo bueno del plato es su sencillez, frío y con pimienta molida tendréis una deliciosa crema.

Tiempo: 30 minutos


Sopa de champiñones y verduras

Los champiñones son uno de los hongos mas utilizados en nuestras cocinas en el día a día, se encuentran en cualquier establecimiento o mercado y además son ligeros y baratos. Si añadimos además unas verduras picadas y un caldo de pollo previamente preparado, podemos tener una sopa preparada en 50 minutos y sin ninguna dificultad. Son muchos los que ahora que tenemos el verano encima, tienden a prescindir de los platos calientes, pero una buena sopa como esta a base de verduras y champiñones, siempre es un buen entrante a considerar para entonar el cuerpo.

Ingredientes:

  • 1 cuchara de mantequilla sin sal
  • 1 cuchara de aceite de oliva
  • 2 cebollas medianas
  • 2 zanahorias picadas
  • 450 de champiñones
  • 2 cucharaditas de ajo picado
  • 3 cucharadas de harina
  • 4 vasos de caldo de pollo
  • 1/4 vaso de nata liquita
  • Tomillo seco
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración:

Picamos las cebollas, las zanahorias y el ajo

En una cazuela calentamos el aceite y la mantequilla. Agregamos las cebollas y las zanahorias y pochamos o cocinamos a fuego lento hasta que empiece a adquirir la cebolla un color dorado y la zanahoria se ablande.

Añadimos los champiñones (cortados en 4 o por la mitad según tamaño) y cocinamos revolviendo, hasta que los champiñones (que soltarán agua) comiencen a dorarse en los bordes, entonces añadimos el ajo picadito y cocinamos 1 minuto mas. Agregamos la harina y cocinamos junto con el resto de ingredientes 2 minutos revolviendo (se formará una masa).

Cubrimos con el caldo de pollo, salpimentamos, añadimos el tomillo y revolvemos para mezclar. Llevamos a ebullición, y una vez que hierva, bajamos el fuego y cocine a fuego lento, revolviendo de vez en cuando unos 20-30 minutos.

Retiramos del fuego, añadimos la nata y dejamos reposar unos minutos antes de servir.

Notas:

  • Es muy importante cocinar bien la harina (perderá el colo blanco y se «tostara» ligeramente), hasta que se integre con el resto de ingredientes o resultará indigesta
  • Se puede adornar con filamentos de cebolla frita,  trocitos de bacon bien tostaditos por encima o un poco de perejil picado.

Tiempo: 50-60 min

.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies